EL ESTADO TODO PODEROSO CON EL TIEMPO DEBERÁ DESAPARECER

Por: Carlos Vilchez Navamuel

http://www.carlosvilcheznavamuel.com

Se equivocan quienes piensan todavía que el Estado debe regir toda actividad humana porque ignoran lo que está sucediendo en el mundo o porque sus intenciones son claras, mantener el poder con unos pocos a base de ofertas populistas que no llevan más que a la sumisión y a la miseria de los pueblos, coartando derechos y libertades. Ya lo dijo Vladímir Ilich Lenin en El Estado y la Revolución, “El Estado es el arma de represión de una clase sobre otra”. Si esto es así ¿Por qué los ciudadanos le hemos damos tanto poder al Estado?

Países como la República Popular China han ido cambiando sus ideas del Estado inteligentemente porque se dieron cuenta que los Estados poderosos no son productivos por sí solos, necesitan libertad económica, empresa privada y al emprendedor, hace muchos años Suecia se embarcó en el estatismo y tuvo que retroceder, cayó en cuenta que sin la empresa privada el país no funcionaba.

Un artículo escrito por Cecilia Cortés, publicado en el periódico La Nación el 07-03-15 titulado “Un mundo en constante cambio: menos Estado, más humanización” nos dice entre otras cosas que “Jonás Riddersträle y Kjell Nordström, catedráticos de la Escuela de Economía de Estocolmo, en su fabuloso Funky Business Forever, dicen: “El nuevo mundo es diferente. Olvídese del viejo mundo. Olvide lo que aprendió ayer. La tecnología, las instituciones y los valores están trastocados y vueltos al revés. Son la tríada, los motores interrelacionados del cambio, se transforman entre sí y crean una aldea global de turbulencia”.

Agrega que “Algo similar plantea el legendario estratega japonés de negocios Kenichi Ohmae en su magnífica obra El próximo escenario global: desafíos y oportunidades en un mundo sin fronteras que nos revela cómo será el mundo pos-globalizado y muestra qué se debe hacer en ese nuevo escenario para tener éxito como empresa, como nación y como individuo. Llama a un nuevo tipo de liderazgo en un mundo verdaderamente sin fronteras y con Estados-nación que van perdiendo carácter y capacidad para gestionar efectivamente”. Y añade: “Otras características de la nueva sociedad es que es crecientemente interdependiente y global; políticamente no integrada y sin regulación adecuada; y crecientemente desequilibrada y desigual”.

Cortés también nos dice: “Derivados de esas características, hay dos fenómenos que se deben destacar. 1) Debilitamiento de la centralidad del Estado. Aunque el Estado sigue siendo un elemento esencial del sistema internacional y mantiene vigente su papel de máxima autoridad, es un hecho que su autonomía, protagonismo y exclusivismo anterior se han debilitado y puesto en entredicho, debido a la interdependencia, la transnacionalización y el desarrollo de nuevas fuerzas y actores, que han erosionado su soberanía, sus fronteras, sus funciones y su relación con los ciudadanos. 2) Revalorización de lo humano y lo humanitario. En esta nueva realidad, la dimensión humana viene tomando una fuerza inusitada, que no tuvo nunca en la anterior sociedad internacional”. http://www.nacion.com/opinion/foros/mundo-constante-cambio-humanizacion_0_1473852615.html

Hasta Marx y Engels presagiaron que el Estado tarde o temprano desaparecería, aunque ellos jamás sospecharían que esto podría ocurrir gracias a la democratización de la tecnología y a la globalización en general y no por sus ideas.

No será hoy y tampoco dentro de 10 años, pero tarde o temprano el estado todo poderoso tendrá que desaparecer, los imperios, las monarquías, el comunismo y las dictaduras fracasaron como sistemas sociales, de la misma manera que las ideas “socialistas progres” tarde o temprano fracasarán porque para ellos el Estado sigue siendo más importante que el individuo, olvidan que en el fondo todas las personas tienen derechos, quieren libertad, aspiran a superarse como individuos y a prosperar.

Países como Suiza han demostrado que no es necesario un Estado todo poderoso, allí como se sabe todo se administra directamente desde los municipios, el ciudadano no solo participa directamente en las decisiones si no que es el que tiene el poder junto con sus vecinos de hacer esto o aquello.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image