SE ACABÓ EL ENCANTO DE LAS DAMAS DE BLANCO

Por Alfredo M. Cepero

Director de www.lanuevanacion.com

Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

La palabra se ha hecho para decir la verdad, no para encubrirla” José Martí

En el mes de marzo de 2003 la tiranía cubana lanzó un brutal ataque contra 75 opositores pacíficos cuyo único delito fue pedir libertad y democracia para su patria. En cualquier otra parte del mundo habrían sido respetados por sus principios, admirados por su valentía y exaltados por su ejecutoria. En el infierno en que los Castro han convertido a Cuba fueron reprimidos, encarcelados y juzgados sin elementos acusatorios fundamentados en los hechos, sin poder confrontar a sus acusadores y por el fallo de unos tiranos convertidos en jueces, jurados y verdugos.

Fue así como surgió el colectivo de las Damas de Blanco. Un grupo de madres, esposas y hermanas de los encarcelados que hasta el momento desempañaban las labores de su hogar, se ganaban la vida en distintas profesiones u oficios y enfrentaban la extenuante tarea de buscar alimentos con los cuales suplementar la mísera dieta de la familia cubana. Nada en ellas indicaba que un día se convertirían en el más formidable adversario de la tiranía.

Pero se ha dicho que las grandes crisis crean los grandes líderes. Laura Pollán Toledo fue la líder creada por aquella galáctica injusticia. A ella se unieron una pléyade de mujeres que decidieron enfrentar los insultos con sonrisas, los puñetazos con gladiolos y el odio con el amor. Contra esas armas los esbirros se sintieron impotentes y desahogaron su rabia propinando palizas a mujeres pacíficas e indefensas. El mundo tomó nota y las Damas de Blanco se convirtieron de la noche a la mañana en la vanguardia de la oposición cubana.

Durante 8 años las Damas de Blanco fueron un ejemplo de los principios y procedimientos que deben adornar a cualquier organización que se proclame defensora de la democracia. La cautela política, la habilidad diplomática, la transparencia absoluta, el sentido común y la voluntad indoblegable de Laura como capitana de la nave mantuvieron la energía y la cohesión de aquella tripulación de esperanza. Laura la maestra y pedagoga dio el salto forzado por las circunstancia de pasar de la escuela donde se forjan ciudadanos a la escuela donde se forjan líderes. Todas esas mujeres , en una u otra forma, se convirtieron en líderes. Por eso ahora muchas de ellas se rebelan ante la injusticia, no ya del tirano sino contra los procedimientos de quienes se han auto designado sucesores de Laura.

Paso a explicarme pero tratare de hacerlo en los términos más mesurados para no dar rienda suelta a la indignación que me produce el reciente espectáculo que pone en peligro el sueño de Laura y el encanto que siempre adornó a las Damas de Blanco. Todo empezó el 14 de abril de 2011 cuando los tiranos, convencidos de que no podría comprar ni amedrentar a Laura, la asesinaron como a tantos otros de sus adversarios por estos más de 50 años. Berta Soler surge como su heredera. En aquel momento exprese mi simpatía por una mujer que, junto a Laura, había librado tan hermosas, heroicas y fascinantes batallas.

Pero cuando se escribe o se habla mucho se yerra mucho y el tiempo me ha demostrado que yo no estoy exento de ese pecado. En un artículo con motivo de una visita posterior de Berta Soler a Miami y que titulé sencillamente BERTA, escribí: "Los ingleses tuvieron su Dama de Hierro en su Margaret Thatcher. Los cubanos tenemos nuestra Dama de Hierro y de Ébano en nuestra Berta Soler. Cuba va a necesitar de su euforia, de su patriotismo y de su carácter firme cuando emprendamos la obra de la reconstrucción nacional". ¡Cuánto me arrepiento de haber escrito aquella apología de una mujer que, con su torpeza, ha demostrado ser incapaz de calzar los zapatos de Laura Pollán Toledo! Una Laura a quien admiré y con la que tuve el privilegio de intercambiar numerosas comunicaciones, ya fuera por internet o por teléfono. Pero ese es un tema al que regresaré más adelante.

Gracias a la tecnología moderna y a la valentía del joven historiador cubano Alejandro Yanez, quién desde el 2007 ha filmado las actividades de las Damas de Blanco en la Iglesia de Santa Rita, he sido testigo a través de "youtube" de golpizas y actos de repudio perpetrados, no por los esbirros de la Seguridad del Estado contra damas indefensas, sino por un grupo de damas enardecidas contra otras damas silenciadas con gritos y victimizadas con violencia física. Con una página tomada de la chusma al servicio de la tiranía se escucha como insultan a Alejandrina García de la Riva con improperios y frases de ¡TRIADORA, VETE! Y ya en el colmo de la vileza se escucha en el trasfondo la voz de una mujer que le dice a alguien (no sabemos si hombre o mujer) ¡PÉGALE!

La pregunta insoslayable es ¿qué ha hecho esta mujer para merecer tal hostigamiento por parte de sus antiguas compañeras? Respuesta: Atreverse a exigir transparencia en el manejo del colectivo y a proponer elecciones libres para oxigenar un liderazgo que las ha conducido a una situación donde el diálogo ha sido sustituido por el insulto y la razón ha sido sustituida por la intimidación y hasta por la violencia.

Ahora bien, Berta Soler y los intereses espurios que la financian desde el exterior con el objetivo deleznable de ocupar un lugar de privilegio en el banquete de la Cuba futura, tienen que estar muy preocupados por estos días. Los mismos intereses que sacrificaron a Guillermo Fariñas para promover a Joe García. Los mismos intereses que no tienen el más mínimo escrúpulo de participar en la comparsa de Barack Obama para prolongar la vida de la tiranía. Los mismos intereses que, cuando Berta no les resulte de utilidad, la echaran a un lado en su camino de avaricia. La meta es llegar primero, establecer una cabeza de playa y controlar los medios con los cuales manipular futuras elecciones y adueñarse de nuestras riquezas nacionales.

Pero las cosas no les serán tan fáciles. Alejandrina García de la Riva cuenta con el respaldo de 100 Damas de Blanco que han firmado un documento donde demandan elecciones libres y transparentes, porque no se conforman con el referendo manipulado con votos incondicionales de quienes reciben beneficios desde el exterior. En estos mismos momentos en Cuba hay millares de Alejandrinas.

Por su parte, Berta todavía está a tiempo de recapacitar pero, para ello, tiene antes que abandonar las malas compañías. Las mismas que jamás permitió Laura Pollán que metieran sus manos usureras en los asuntos de las Damas de Blanco. Berta tiene el derecho a ser candidata pero tiene el deber de facilitar que todas las Damas de Blanco, de todos los tiempos y en toda la geografía del mundo, voten en esas elecciones. Si no lo hace será la sepulturera de la página más bella de nuestra historia de rebeldía contra la tiranía castrista.

Ahora, unas cuantas notas sobre mis intercambios con Laura Pollán. Varios días después de que Laura fuera asesinada por los tiranos escribí un artículo que titulé: MATARON A LAURA PERO NUNCA MATARAN SU SUEÑO DE LIBERTAD. En uno de sus párrafos dije: "Una semana antes de su muerte tuve la satisfacción de leerle por vía telefónica mi Canto a las Damas de Blanco. En el curso de la conversación le dije: 'Laura, usted y las demás Damas de Blanco se han convertido en una leyenda viva'. Con su característica modestia y ese dejo oriental que nunca la abandonó me contestó: 'Cepero, usted exagera cegado por el afecto. No es para tanto, solo tratamos de cumplir con nuestro deber'. Así era aquel espíritu sublime que cumplía el deber a la manera del más grande de nuestros cubanos. Tengo la absoluta certeza de que, en este mismo momento, Martí y Laura comparan notas desde esa dimensión de fe, esperanza y amor que es el cielo para ayudarnos a acelerar el paso hacia nuestro inminente amanecer de libertad".

Y una última referencia. Con motivo de un artículo mío, titulado "CUBANOS HASTA EL ÚLTIMO ALIENTO", condenando el apoyo al concierto de Juanes en La Habana de cubanos apaciguadores en el exterior, Laura se solidarizó con el artículo y me escribió: "Magnífico, eres un iluminado por nuestro señor, ! Qué Dios te bendiga! y te siga dando esa claridad, sabiduría y forma de expresar lo que sientes. Saludos y todo el cariño y respeto. Laura". Pero el honor que más atesoro en relación con esta gran Dama de la Libertad Cubana es el video que me envió desde Cuba mi colega José Alberto Álvarez Bravo donde, junto a la también Dama de Blanco Lilian Castañer, Laura lee mi poema "Coloquio con Jose Martí", durante un acto organizado por su organización en honor del Apóstol. Para quienes quieran dedicar el tiempo, pueden verlo en Youtube, pinchando en

http://youtu.be/m5Vzus3e774

Y para concluir esta ya larga caminata, me adelanto a los críticos que digan que le hago un flaco servicio a la causa de nuestra libertad comentando sobre estos hechos. A ellos les digo que me he limitado a decir verdades, no los infundios de quienes quieren ahora callar a Alejandrina Garcia de la Riva y los remito al Apóstol cuando dijo: La palabra se ha hecho para decir la verdad, no para encubrirla”

25 de abril de 2015

La Nueva Nación es una publicación independiente cuyas metas son la defensa de la libertad, la preservación de la democracia y la promoción de la libre empresa. Visítenos en : http://www.lanuevanacion.com

SI NO DESEA SEGUIR RECIBIENDO LA NUEVA NACION, PINCHAR ABAJO

FAVOR DE BORRARME DE SU LISTA DE DIRECCIONES

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image