LA HISTORIA DE CUBA QUE OBAMA OCULTA

Tomado de un informe de Mauricio Claver-Carone

http://www.capitolhillcubans.com/

El pasado domingo 8 de marzo, Barack Obama pronunció un emocionante discurso con motivo de la celebración del quincuagésimo aniversario de la histórica marcha en Selma, Estado de Alabama a favor de los derechos electorales de los Afroamericanos. Dichos eventos en 1965, conocidos como el "domingo sangriento", produjeron un saldo de 600 manifestantes pacíficos atacados en forma brutal por la policía.

Obama concluyó sus palabras haciéndonos recordar que: "A 50 años de aquel domingo sangriento, nuestra marcha no ha terminado, pero ya estamos llegando". Obama tiene razón.

Pero resulta irónico que hace sólo dos meses, Obama nos pidió que ignoráramos los acontecimientos ocurridos en Cuba hace 50 años.

Acontecimientos que resultaron en la dictadura más represiva en la historia del Hemisferio Occidental.

Acontecimientos que resultaron en la muerte de cientos de miles de cubanos y en el exilio de millones.

Acontecimientos que, si Fidel Castro se hubiera salido con la suya durante la crisis de los misiles en 1962, habrían resultado en el asesinato de millones de norteamericanos.

Con relación a estos acontecimientos, Obama declaró el 17 de diciembre de 2014: "Ni el pueblo norteamericano, ni el pueblo de Cuba se benefician con una política rígida que tiene sus raíces en acontecimientos que tuvieron lugar cuando la mayoría de nosotros no habíamos nacido".

SE EQUIVOCA OBAMA PORQUE LOS CUBANOS EXPERIMENTAMOS HOY NUESTRO PROPIO SELMA

El mismo mes pasado, como todos los meses anteriores, cerca de 500 cubanos fueron arrestados violentamente por demandar sus derechos civiles básicos

Entre ellos se encontraba una afrocubana llamada Digna Rodríguez Ibañez, miembro del grupo pro democracia Las Damas de Blanco, quién fue atada a un árbol y cubierta con chapapote.

Sin embargo, en vez de formar filas con los activistas cubanos que se juegan la vida en defensa de la democracia, Obama ha optado por normalizar las relaciones con sus opresores y hacer negocios con los monopolios de los Castro.

Obama no sólo nos pide que olvidemos la historia, sino que formemos fila en lado equivocado de la historia. Las fotos que reproducimos arriba establecen el contraste de los acontecimientos en Selma y en Cuba, con el agravante que los de Cuba tienen lugar en el instante en que usted lee estas líneas y mira estas fotos.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image