¿ESTÁ LA DEMOCRACIA ACTUAL CONDENADA AL COLAPSO?

Carlos Vilchez Navamuel

http://www.carlosvilcheznavamuel.com

En el siglo XX el sistema democrático avanzó rápidamente, la mayoría de los países en el mundo habían adoptado la democracia como un modelo a seguir, si bien es cierto este modelo no todos lo seguían de la misma manera, el modelo parecía ser bueno y funcionaba sobre todo en las repúblicas.

Sin embargo, aún con democracias como la estadounidense, existen personas que piensan que la democracia tal y como allí está instaurada no es el mejor modelo para sus ciudadanos, si eso es así, imagínense cómo verán estas personas las democracias latinoamericanas.

En el sitio de Internet es.wikiquote.org nos encontramos con algunas opiniones de una de estas personas que critica el modelo de la democracia estadounidense, su nombre es Hans-Hermann Hoppe de 66 años, un economista y filósofo alemán de la Escuela Austríaca, anarco-capitalista (libertario), y profesor en la Universidad de Nevada, en Las Vegas. Hoppe señaló algo que -como libertarios que somos- ya habíamos pensado, él dijo “La democracia no tiene nada que ver con la libertad. La democracia es una variante suave del comunismo, y rara vez en la historia de las ideas ha sido considerada como otra cosa”.

El mismo sitio nos dice que en su libro ‘Demokratie. Der Gott, Der Keiner Ist’ Hoppe escribió que “El modelo americano -la democracia- debe ser considerado como un error histórico, tanto económica como moralmente. La democracia promueve la miopía, el desperdicio de capital, la irresponsabilidad y el relativismo moral. Conduce a redistribución permanente y obligatoria de la riqueza y la renta y a la inseguridad jurídica. Es contraproducente. Promueve la demagogia y el igualitarismo. Es agresiva y potencialmente totalitaria internamente, vis-à-vis de la propia población, así como externamente. En suma, se conduce a un espectacular crecimiento del poder estatal, que se manifiesta por la cantidad de ingresos gubernamentales y de la riqueza parasitariamente apropiados -por medio de impuestos y expropiación- en relación a la cantidad de ingresos privados y riqueza adquiridos productivamente -a través del intercambio de mercado- y por la variedad y la invasividad de la legislación estatal. La democracia está condenada al colapso, tal como el comunismo soviético estaba condenado al colapso”.

Y en otro de sus libros titulado “El Dios que Falló: La Economía y Política de la Monarquía, la Democracia, y del Orden Natural” encontramos lo siguiente “En cuanto a la condición moral del gobierno de la mayoría, debe ser señalado que permite que A y B se unan para despojar a C, C y A a su vez se unen para despojar a B, y luego B y C conspiran contra A, y así sucesivamente”. http://es.wikiquote.org/wiki/Hans-Hermann_Hoppe

En una entrevista realizada el 07-12-02 en quebecoislibre.org, Montreal Canadá, este profesor manifiesta que “Tenemos que promover la idea de la secesión. O más específicamente, debemos promover la idea de un mundo compuesto de decenas de miles de distritos diferentes, regiones y cantones, y cientos de miles de ciudades libres independientes, como las rarezas actuales de Mónaco, Andorra, San Marino, Liechtenstein, Hong Kong y Singapur. Oportunidades de migración por motivos económicos aumentadas en gran medida por tanto resultarían, y el mundo sería uno de pequeños gobiernos liberales [clásicos] integrados económicamente a través del libre comercio y de un dinero mercancía internacional como el oro”. http://www.quebecoislibre.org/021207-8.htm

Esta lectura sin duda nos invita a pensar, a reflexionar, sobre todo porque en nuestra región el modelo democrático republicano ha perdido terreno, en algunos países se ha impuesto un modelo democrático autoritario como el de Venezuela, y otros países como el de Bolivia, Argentina, Ecuador o Nicaragua lo quieren imitar, esto ha sucedido por que los gobernantes de nuestra región así lo han permitido, en los últimos tiempos no hemos visto a ningún líder latinoamericano defensor de la Democracia con excepción quizás del expresidente colombiano Álvaro Uribe levantar la bandera para denunciar abiertamente la pérdida de democracia que se está produciendo en nuestra región, organismos como la OEA no han ejercido ni han fortalecido las ideas democráticas republicanas. Por ahora no vemos más que dos alternativas para recuperar lo perdido; o educamos para tener democracias más sólidas como la que se existe en Suiza o Australia o inventamos otro modelo político distinto a los que ya conocemos, porque de no hacerlo, el modelo de la democracia autoritaria sin duda seguirá instaurándose poco a poco.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image