EL CHAVISMO AJUSTA CUENTAS A LEDEZMA POR SUS TRIUNFOS ELECTORALES

REDACCIÓN DLA /ELIANA PANTOJA

CARACAS.- El ahora procesado alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, logró su investidura gracias a un rotundo triunfo electoral donde ganó el voto en cinco de las seis alcaldías de ese territorio.

Si se quiere comprender de forma cuantitativa el alcance político de una figura como el ahora encausado alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, bastaría con evaluar las estadísticas que el mismo Gobierno chavista tiene sobre el desempeño de ese líder opositor en los últimos cinco años.

Ledezma, imputado por presuntamente incurrir en los delitos de “conspiración y asociación”, en una trama que lo vincula a planes contra el Gobierno venezolano, no fue designado a dedo a la Alcaldía Metropolitana.

Logró su investidura gracias al triunfo electoral de forma consecutiva en dos procesos comiciales en 2008 y 2013, respectivamente.

El contexto

Antes de pasar a los números, es importante señalar que en Venezuela, la alcaldía metropolitana es el órgano político-administrativo que coordina el funcionamiento de un distrito o área geográfica integrada por cinco grandes jurisdicciones: el Distrito Capital o Municipio Libertador de Caracas y los municipios Baruta, Chacao, Sucre y El Hatillo. Estos últimos cuatro pertenecen al estado Miranda, donde el gobernador es Henrique Capriles Radonski, otro líder opositor.

Hablamos entonces de un área de 777 kilómetros cuadrados aproximadamente, con una población que supera los tres millones de habitantes.

La alcaldía metropolitana fue creada a raíz de las reformas constitucionales aprobadas en 1999; y las funciones de su mandatario quedaron expuestas claramente en la “Ley Especial sobre el Régimen del Distrito Metropolitano de Caracas”, que en su artículo 8 reza “El alcalde metropolitano es la primera autoridad civil, política y administrativa del Distrito Metropolitano de Caracas, así como los Alcaldes municipales lo son en cada uno de los municipios que lo integran”.

Los dos primeros alcaldes metropolitanos fueron Alfredo Peña (2002-2004) y Juan Barreto (2004-2008), ambos del partido Movimiento V República, fundado por Hugo Chávez. En aquellos días, se decía que el triunfo de Peña y Barreto respondía al “portaviones Chávez”, para indicar que habían llegado a ocupar estos cargos amparados por la inmensa popularidad del entonces presidente.

El arrebatón

El 27 de noviembre de 2008, las cosas cambiaron. Antonio Ledezma, del partido opositor Alianza Bravo Pueblo, arrebató el triunfo a los chavistas con un alto porcentaje de apoyo por parte del electorado.

Desempolvando las estadísticas oficiales publicadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) - el “ente rector del Poder Electoral, responsable de la transparencia de los procesos electorales y referendarios” en Venezuela, como se explica en su portal www.cne.gob.ve – podemos ver el peso político que logró Ledezma en ese momento.

Para esos comicios, nueve candidatos se disputaban la Alcaldía Metropolitana. Los que lograron captar la atención de la mayoría fueron Antonio Ledezma, quien salió triunfador con 722.822 votos, es decir, 52,42% de los escrutinios; seguido de Aristóbulo Izturiz. El candidato de la coalición de 10 partidos chavistas - entre ellos el PSUV - logró el 44,94% de los votos.

En este momento, el CNE tenía inscritos 2.298.128 electores y registró una abstención de 38,26%.

Victoria intragable

El shock para Hugo Chávez fue tal, que en abril de 2009 nombró a Jacqueline Faría jefe de Gobierno del Distrito Capital para desconocer la autoridad de Ledezma. Cuando Faría fue cuestionada sobre el desconocimiento de la voluntad de los miles de electores que escogieron a Ledezma como alcalde metropolitano, ella respondió que "los dedos de Chávez son los dedos del pueblo, sus dedos quieren lo mejor para Caracas", al tiempo que argumentó que esta área es el lugar en donde se asientan los poderes públicos y sería "incómodo" para el alcalde de esa zona, estar rodeado de gobernantes opositores.

Repetir en 2013… a pesar de todo

Llegó el 8 de diciembre de 2013 y Ledezma se lanzaba nuevamente al ruedo electoral para repetir en la alcaldía metropolitana. Ahora tenía el apoyo de la coalición de partidos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD).

Algunos veían imposible que Ledezma pudiera triunfar por las dificultades que debió enfrentar en su primer mandato, al que le impusieron el Gobierno paralelo de Jacqueline Faría y un recortado presupuesto que hizo casi imposible su operatividad. Sin embargo, se hace nuevamente del triunfo con un total de 710.101 votos, es decir el 51,28% de los escrutinios.

Su contrincante, el chavista Ernesto Villegas, logra captar el 47,22% en unos comicios en los que debían participar 2.474.833 electores, pero en los que una abstención de 41,36% habló de la apatía, el cansancio o la desilusión de la ciudadanía frente a los temas políticos.

El peso de los cuatro

Si expandimos la observación cuantitativa, es interesante revisar en las mismas cifras oficiales del CNE el éxito que concretaron en 2013 los líderes opositores en los comicios para las alcaldías de los cuatro municipios del estado de Miranda que integran el área metropolitana, frente al único triunfo que logró el chavismo en esta región al adjudicarse la alcaldía del Municipio Libertador de Caracas.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image