EE.UU. Y EUROPA AMENAZAN CON IMPONER NUEVAS SANCIONES A RUSIA

Por Gregory L. White y Laurence Norman

The Wall Street Journal

MOSCÚ (EFE Dow Jones)--Estados Unidos y los líderes europeos amenazaron con nuevas sanciones a Rusia después de que un misil presuntamente lanzado por los separatistas prorrusos matara este fin de semana a 30 civiles en la ciudad de Mariupol, al este de Ucrania, el último de los actos de una escalada de la violencia que ha llevado de nuevo la lucha de Kiev contra los rebeldes a una escala de guerra.

Rusia reaccionó de forma desafiante, culpando a Kiev y a sus aliados occidentales del resurgimiento de los combates, pero también instó a que se celebrasen conversaciones de forma urgente para que se implemente el acuerdo de alto el fuego alcanzado en septiembre. Los separatistas desecharon las amenazas previas de una amplia ofensiva sobre Mariupol y otros objetivos, aunque los bombardeos en la línea de contacto de ambas fuerzas fueron extremadamente duros todo el fin de semana, según afirmó un miembro del ejército ucraniano.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo estar profundamente preocupado por la última violación de la tregua y la escalada de las agresiones por parte de los separatistas, y afirmó que será intensificada la presión sobre Rusia. “Analizaré todas las opciones adicionales que están disponibles, excepto una confrontación militar, para solucionar este asunto”, dijo Obama durante una rueda de prensa el domingo en Nueva Delhi.

La Unión Europea, por su parte, convocó una reunión de emergencia de los ministro de Exteriores el jueves para dar respuesta al asunto, tras denunciar el “abierto rechazo a respetar” la tregua por parte de los rebeldes.

Varios diplomáticos afirmaron que no está claro si Occidente está lo suficientemente unificado como para acordar nuevas sanciones contra Rusia. La última explosión de violencia se produce de forma inesperada, justo cuando la UE había comenzado a considerar las condiciones bajo las que podría comenzar a relajar algunas restricciones a Rusia. Mientras, Estados Unidos se muestra cauto a la hora de adoptar nuevas medidas sin el apoyo de Europa.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, advirtió el sábado de que la nueva violencia en el este de Ucrania “llevará inevitablemente a un severo deterioro de las relaciones entre la UE y Rusia”.

De todos modos, varios diplomáticos europeos dijeron el domingo que todavía no hay ideas concretas sobre la mesa para imponer nuevas sanciones a Rusia y que el debate sobre las posibles alternativas acaba de comenzar.

Cualquier nueva medida debe contar con el apoyo de los 28 miembros de la UE y podría enfrentarse a la resistencia de Hungría, Chipre y Grecia, que han expresado reiteradamente su preocupación respecto a estas medidas.

http://lat.wsj.com/articles/SB10360088916158143965604580423552262615196?tesla=y

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image