THE ECONOMIST PRONOSTICA QUE LA ARGENTINA PODRÍA SUFRIR "UNA INFLACIÓN GALOPANTE" Y "UNA CRISIS DE PAGOS" EN 2015

Un informe de la revista británica asegura que el gobierno de Cristina Kirchner deberá "tomar medidas" antes de las elecciones de octubre próximo; además, asegura que "es probable que el próximo presidente sea otro peronista"

Un informe de la revista británica The Economist asegura que Gobierno podría afrontar "una inflación galopante", "una crisis de pagos" y una "revuelta popular" antes de las elecciones presidenciales del año próximo.

Según el prestigioso semanario británico, Cristina Kirchner corre "el riesgo" de afrontar ese escenario económico en 2015 y deberá "tomar medidas" antes de los comicios.

En su informe "El mundo en 2015", que incluye las previsiones políticas y económicas para el año próximo, The Economist estima un crecimiento del Producto Bruto Interno del 1,9% y una inflación del 26,5% anual en el país.

En ese marco, la revista pronosticó que "es probable que el próximo presidente sea otro peronista" y advirtió que el nuevo gobierno tendrá poco margen de acción además de intentar "estabilizar la economía" y trabajar "hacia un renovado acceso a los mercados internacionales, cerrados desde el default de 2001".

La respuesta no se hizo esperar. Durante su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , descalificó el crítico panorama para la economía del país planteado para 2015 por el semanario británico, al que calificó como una "una usina conservadora pagada por el sistema financiero internacional" que procura "denostar a la Argentina".

Además, argumentó que el país tendrá para el próximo año "una menor demanda de dólares" producto de una "proyección de deuda decreciente", además "del precio y la sustitución de importaciones de energía", por lo que Argentina "tiene solidez desde el punto de vista macroeconómico"..

http://www.lanacion.com.ar/1752505-the-economist-inflacion-crisis-de-pagos-proximo-gobierno

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image