EL "ODIADO IMPERIO" ES UNO DE LOS PRINCIPALES SOCIOS COMERCIALES DE CUBA

Por: Carlos Vilchez Navamuel

http://www.carlosvilcheznavamuel.com

Dicho esto entendemos entonces que EEUU, el enemigo de Cuba se ha convertido en uno de los principales socios comerciales, junto a Venezuela, China, España, Rusia y Brasil, aunque muchos no lo reconozcan y otros no lo crean.

Como saben, el presidente norteamericano Dwight D. Eisenhower, fue el que impuso las primeras sanciones económicas contra Cuba en 1960 debido al proceso de nacionalizaciones que emprendió el gobierno revolucionario de Fidel Castro. Desde ese momento las quejas de los defensores de esta dictadura no pararon de escucharse, pero como se sabe nunca mencionan el apoyo que el régimen recibió de la Unión Soviética, durante décadas Cuba recibía de esa nación $6.000 millones de dólares al año hasta que este poderoso país se desmoronó en 1991. Lamentablemente Cuba no supo administrar dicha bonanza.

En 2008, Oscar Espinosa Chepe escribió un artículo publicado en diferentes sitios que esclarecía a muchos una realidad que los defensores de la dictadura cubana no saben o no quieren reconocer, EEUU “el enemigo” de Cuba se ha convertido en uno de los socios comerciales más importantes de la isla. El escrito empezaba así “A pesar de la propaganda de las autoridades cubanas acerca del bloqueo comercial norteamericano, los datos oficiales sobre el intercambio comercial y la realización de transacciones económicas y financieras prueban lo contrario. La información contenida en el Anuario Estadístico 2007 indica que Estados Unidos ya representa el quinto socio comercial de Cuba en el intercambio de bienes, con un suministro de mercancías por valor de 573,2 millones de dólares ese año, fundamentalmente alimentos, como maíz, harina y frijol de soja, arroz, trigo, leche en polvo, pollo congelado, una gran variedad de conservas y productos panificados”.

Y agrega “Además, en años anteriores se han importado partidas de más de 30 millones de dólares en postes de madera para el sistema electro-energético, y hasta cabezas de ganado vacuno. Este comercio iniciado en 2001 ha ido creciendo, y se espera que en 2008 pudiera rebasar ampliamente los 600 millones de dólares para totalizar en el período 2001-2008 algo más de 3,0 miles de millones, con una clara tendencia a continuar su engrosamiento. Ya en el primer cuatrimestre del presente año se habían suscrito contratos por aproximadamente 255,0 millones de dólares, según informaciones extraoficiales”.

Espinoza Chepe afirmó también que “Estados Unidos se ha convertido en el primer suministrador de alimentos a Cuba en un rango que oscila entre el 35% y 40% del conjunto de alimentos adquiridos en el exterior en el período señalado. Debe recordarse que a causa de la bancarrota de la producción agropecuaria, la isla compra en el exterior el 84,0% de la canasta básica, según informaciones oficiales”.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/una-ironia-del-destino-113167

Además como bien lo señala Humberto (Bert) Corzo en un escrito publicado en abril de 2009 “El gobierno de los Estados Unidos siempre ha eximido del embargo los medicamentos y suministros humanitarios al pueblo cubano, siempre y cuando dicha ayuda sea distribuida por organizaciones independientes no gubernamentales (ONG} como la Iglesia Católica y organizaciones internacionales como los Pastores por la Paz. Desde 1992 EU ha aprobado 36 de 38 solicitudes de licencia para ventas comerciales de medicinas y equipos médicos a Cuba. Durante el período comprendido entre 1993 y 1996, EU ha autorizado más de $150 millones en asistencia humanitaria, mayor que la ayuda exterior mundial total recibida por Cuba en esos años. Esta cantidad no incluye los millones de dólares en medicamentos enviados a Cuba en forma de "paquetes" por familiares que viven en los EU”.

http://www.cubanet.org/htdocs/CNews/y09/abril09/09_O_2.html

Roberto Álvarez Quiñones recientemente escribió un artículo titulado ¿Bloqueo yanqui? En el escrito nos informa que “El Estado castrista extrae más recursos financieros de EEUU que lo que generan las principales industrias socialistas en su conjunto”. Y añade un dato muy interesante “A fines de abril último un estudio de la firma The Havana Consulting Group, entidad radicada en Miami, mostró que en el primer trimestre de 2014 Estados Unidos se consolidó como el segundo emisor de turistas a Cuba, con 173.550 vacacionistas que llegaron en 1.157 vuelos procedentes de Miami y Tampa”. Explica además que de 600.000 turistas que entran de RRUU, 100.000 eran norteamericanos”.

Agrega en esta nota que “Datos del gobierno cubano revelan que desde el año 2000 la Isla ha importado desde su vecino norteño 4.636 millones de dólares en alimentos, que incluyen el 90% del arroz que se consume nacionalmente, pollos congelados, arroz, carne de cerdo, leche en polvo, maíz, harina y frijol de soya, manzanas, trigo, conservas, etc.”.

En su artículo Álvarez Quiñones nos documenta sobre otras entradas que recibe la isla y escribe que “En 2013, desde el país bloqueador fueron enviadas a Cuba remesas en dinero por unos 2.500 millones de dólares, que representaron el 90% del monto total de las remesas enviadas a Cuba por toda la diáspora cubana diseminada por el planeta ($2.776 millones). Otros $2.500 millones fluyeron desde EEUU en especie, llevados por los viajeros, o en paquetes enviados —muchos desde las oficinas de correos del gobierno federal—, con ropa, medicinas, equipos electrónicos, electrodomésticos, muebles, y artículos de consumo de todo tipo. Súmese el dinero que llevaron en el bolsillo a sus familiares los viajeros y lo que gastaron en la Isla. Conservadoramente eso arrojó otros $1.500 millones. Es decir, que la "mafia de Miami" aportó a la economía cubana unos $6.500 millones, libres de polvo y paja, que casi duplicaron el valor de todas sus exportaciones de bienes en 2013.

Y nos explica “Si nos detenemos en los tres principales rubros exportables, los $4.000 millones enviados desde EEUU en remesas en dinero, o llevados en los bolsillos, cuadruplicaron los $960 millones de las exportaciones de níquel, significaron siete veces el valor de las exportaciones de productos farmacéuticos (unos $550 millones), y nueve veces el de las exportación de tabaco ($ 447 millones). En fin, el Estado castrista extrajo muchos más recursos financieros -y gratuitos- desde la potencia vecina que lo que generaron las principales industrias socialistas en su conjunto.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1400151221_8584.html

Dicho esto entendemos entonces que EEUU, el enemigo de Cuba se ha convertido en uno de los principales socios comerciales, junto a Venezuela, China, España, Rusia y Brasil, aunque muchos no lo reconozcan y otros no lo crean.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image