RICK SCOTT, CHARLIE CRIST Y LA POLÍTICA HACIA CUBA

Existe una gran diferencia entre los puntos de vista del gobernador Rick Scott y su contrincante Charlie Crist en las elecciones del 4 de noviembre de 2014 con respecto a la política hacia Cuba. Este tema es de enorme importancia para los hispanos nacidos en Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia. Estas personas se encuentran en los Estados Unidos por culpa de los gobiernos que apoyan el comunismo en sus naciones de origen. En realidad cualquier persona que ame a la libertad de cualquier origen étnico o nacional debe preocuparse si un candidato a gobernador quiere apoyar y ayudar económicamente a una nación que oprime a su pueblo.

Este bloque de países pertenecen a lo que se llama socialismo del siglo XXI o países de la alianza del ALBA. Muchos latinos de estas naciones han sido víctimas de la opresión y los abusos perpetrados por los tiranos que están en el poder. Los cubanos han vistos familiares y amigos fusilados y encarcelados en las terribles mazmorras y todos ellos han sufrido la tiranía sanguinaria de los hermanos Castros.

Recientemente los venezolanos que residen en la Florida vieron cómo el gobierno del tirano dictador Nicolás Maduro asesinaba y encarcelaba a jóvenes y a otros que luchaban por la libertad de su nación por las calles de Venezuela. También comprobaron cómo el cobarde y débil presidente Barack Obama rehusó imponer sanciones económicas al tirano Maduro y a los funcionarios de su gobierno a pesar de todos los crímenes que cometieron contra su pueblo con la ayuda del ejército de ocupación cubano en Venezuela. Fue triste y vergonzoso ver como cubanos comunistas torturaban a jóvenes venezolanos en las prisiones de esa nación. El senador Marco Rubio, republicano de la Florida como y otros congresistas republicanos del sur de la Florida pidieron una y otra vez al presidente Obama que impusiera fuertes sanciones económicas contra los chavistas, pero el presidente rehusó.

Ahora es triste y alarmante ver como el presidente Barack Obama y el aspirante a gobernador de la Florida Charlie Crist quieren levantar el embargo a Cuba unilateralmente en violación de la ley Helms Burton aprobada por el Congreso. El presidente Bill Clinton, después del asesinato de cuatro pilotos cubano americanos que volaban en aguas internacionales, firmó esta ley. Estos dos aviones, que fueron derribados por órdenes directas de Fidel y Raúl Castro, eran parte de la organización de José Basurto de Hermanos al Rescate que volaban por el estrecho de la Florida para ayudar a los balseros que escapaban de la isla. Ambos, el presidente Obama y Charlie Crist, también quieren reconocer diplomáticamente al régimen castrista.

Alfonso Chardy escribió un artículo titulado “Gobernador Scott advierte contra cambio de política hacia Cuba” que fue publicado en El Nuevo Herald el 22 de octubre de 2014. Chardy explicó que el 22 de octubre de 2014 el gobernador republicano de la Florida Rick Scott declaró lo siguiente: “El presidente Barack Obama se equivocaría si decide normalizar relaciones con Cuba. Pienso que eso sería un gran error. Los hermanos Castro constituyen un régimen totalitario. Causan violaciones de derechos humanos. Son parte de la causa de los disturbios civiles en Venezuela. Por eso creo que debemos estar en contra de los hermanos Castro, a favor del embargo y al lado de las Damas de Blanco y [del líder disidente Jorge Luis García Pérez] Antúnez quienes dicen que debemos de continuar la lucha por la democracia”.

El gobernador Rick Scott añadió lo siguiente: “Eventualmente los hermanos Castro van a morir. Cuando esto ocurra debemos tener a las Damas de Blanco, Antúnez y a otros partidarios de la democracia en Cuba en la mesa [de negociaciones] y si no seguimos apoyándoles entonces no podrán estar en la mesa. Yo no sé cuando vaya a ocurrir esto, pero si vamos a hablar de hacer algo, además del embargo, entonces ellos deben de cambiar completamente. Tienen que tener libertad política, tienen que liberar a Alan Gross, tienen que hacer las cosas que un país normal haría, viviendo en una sociedad normal donde hay derechos humanos, libertades políticas, y donde no van y causan intranquilidad civil en otro país”.

Alan Gross, un contratista de la Agencia de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (AID), fue detenido por autoridades cubanas en 2009 y condenado a muchos años de prisión en la isla. ¿Cuál fue su crimen? Simplemente repartir teléfonos celulares a unos judíos en La Habana. En ningún país civilizado y democrático del mundo eso sería calificado como un crimen horrible.

El dictador sanguinario Raúl Castro tiene a este pobre estadounidense preso y que está muy enfermo. Alan Gross no cometió ningún crimen y lo usan como rehén para hacer un canje por los cuatro espías cubanos que están presos en los Estados Unidos.

No me extrañaría que esto pudiera ocurrir en el futuro, ya que el presidente Obama cambió cinco peligrosos generales y ministros talibanes que estaban presos en la base naval de Guantánamo por un sargento estadounidense que desertó en Afganistán. Desertar de una base militar en tiempos de guerra tiene pena de muerte en el código de las fuerzas armadas. Sin embargo, el presidente Obama invitó a la Casa Blanca a los padres de este sargento traidor. La directora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca Susan Rice expresó que el sargento era un héroe. El padre del sargento bendijo la Casa Blanca hablando en árabe en nombre de Alá y el presidente que entendió lo que él hacía sonrió. Este canje de los cinco talibanes hecho por el traidor que vive la Casa Blanca ha puesto una vez más en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Charlie Crist, en su debate con el gobernador Rick Scott transmitido por la cadena CNN, expresó que él era partidario de levantar el embargo contra Cuba y reconocer al gobierno sanguinario y opresor diplomáticamente. La táctica de cambio que propone Crist es levantar el embargo contra Cuba.. Crist declaró lo siguiente: “El objetivo del embargo era de deshacerse de los hermanos Castro. Ellos están aún allí. Si pudiéramos abrir relaciones con la isla de Cuba y el pueblo cubano entonces la Florida se beneficiaría porque compañías basadas aquí contribuirían a la reconstrucción en Cuba.”

Esto es un argumento completamente falso. Cuba tiene una enorme deuda con muchos países del mundo que le han prestado miles de millones de dólares que nunca pagará. Si los Estados Unidos le presta dinero a los militares que gobiernan Cuba, lo perderán por completo. Para poder existir un intercambio comercial tiene que haber una economía de mercado libre y una fuerte empresa privada, los cuales no existe en Cuba. ¿Qué le vendería una Cuba que no produce nada a los Estados Unidos? ¿Con qué dinero un país tan arruinado como Cuba compraría mercancías en los Estados Unidos como ha dicho el ignorante Charlie Crist?

Todos los negocios los controlan los comunistas de alto rango y los militares. Levantar el embargo significaría enviarle a Cuba millones de turistas estadounidense que gastarán el dinero en los hoteles y negocios de los militares y de comunistas de algo rango.

Crist declaró también que los Estados Unidos debería reconocer a Cuba diplomáticamente sin importarle que ningún disidente y opositor serio en Cuba quiere que esto ocurra al no ser que se restaure en Cuba un gobierno democrático que respete la libertad y los derechos humanos.

Por supuesto, si el presidente Obama hiciera un decreto ejecutivo para levantar el embargo y normalizar relaciones con Cuba, violaría la Constitución de la nación una vez más. El presidente Barack Obama ha pisoteado la Constitución desde el momento que asumió poder en enero de 2009. Ahora el aspirante a gobernador Charlie Crist, quien después de haber sido un republicano extremadamente conservador se convirtió en un independiente y ahora se ha convertido en un demócrata izquierdista que hará todo lo que presidente Obama le pida. Si algún día el presidente Obama se declarara comunista, Charlie Crist pediría que lo pongan en la lista.

Se sabe que los gobernadores no tienen que ver con la política exterior pero la postura del gobernador de la Florida hacia Cuba es crucial para los votantes cubanoamericanos, quienes componen casi el 40% de los votantes hispanos del estado. También como expliqué anteriormente todos los anticomunistas de Latinoamérica desconfían del presidente Obama, quien ha demostrado una extrema debilidad y gran tolerancia con los tiranos comunistas de las Américas y con todos nuestros enemigos del mundo. Aunque Obama actúa omnipotente en esta nación es alarmantemente impotente con nuestros enemigos. Obama ha convertido a los Estados Unidos en una superpotencia en completa retirada. Es por eso que es tan necesario derrotar a Charlie Crist para que este terrible presidente no tenga un aliado en la Florida.

El periodista Chardy explicó que la entrevista con el gobernador Rick Scott tuvo lugar pocos minutos antes de que iniciara una gira en autobús por el sur de la Florida y otras partes del Estado encaminada a exhortar a los votantes a ir a las urnas en los recintos de sufragio anticipado. En el condado de Miami-Dade y de muchos otros condados en la Florida, la votación anticipada se inició el 20 de octubre y continuará hasta el 2 de noviembre de 2014, dos días antes de la elección misma.

El gobernador Scott comenzó la gira por autobús, titulada “Para Salir Temprano a Votar”, enfrente del restaurante Sergio, localizado en 8807 SW 107 avenida. La segunda parada fue la pizzería Anthony’s Coal Fired Pizza, localizada en de 2801 NW 87 avenida en Doral con un evento de campaña donde participó el congresista republicano Mario Díaz-Balart.

Yo estuve presente en la tercera parada del gobernador Rick Scott, quien estuvo acompañado por ex alcalde de Nueva York y candidato a presidente por el Partido Republicano en 2008, Rudy Giuliani. Esta parada fue en la pastelería Ankarr, localizada en 9710 North Kendall Drive.

En estos tres actos de campaña los oradores expresaron que durante los cuatro años desastrosos del gobernador Charlie Crist la Florida perdió ciento de miles de empleos. En 2010 Crist decidió no postularse para le reelección como gobernador. Decidió aspirar para senador federal pero Marco Rubio lo derrotó en las primarias republicanas. Entonces se postuló como candidato para senador como independiente y perdió en las elecciones generales con Marco Rubio. Disgustado con sus fracasos electorales se cambió al Partido Demócrata, el cual durante muchos años Crist criticó duramente.

En estos actos de campaña también se discutió como Charlie Crist quien en el 2008 odiaba profundamente al presidente Barack Obama y estaba en contra del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo, cuando era un republicano conservador, ahora ha cambiado su postura en todos estos asuntos y se ha convertido en un demócrata izquierdista. Y al presidente Obama que Crist detestaba ahora lo quiere con locura. Sin embargo, Crist le pide a Obama que no venga a ser campaña con él en la Florida porque sabe que la mayoría de los habitantes de la Florida no respetan la labor del presidente en la nación. El presidente Obama se ha convertido tóxico para todos los demócratas que aspiran a puestos políticos en la nación.

Crist apoya ahora el ObamaCare que la mayoría de los ciudadanos de la nación lo rechaza. Cuando era un republicano conservador Crist quería mantener el embargo y no reconocer a Cuba diplomáticamente, pero ahora quiere lo opuesto. ¿Cómo se puede confiar en Charlie Crist, quien cambia continuamente de opinión cuando le conviene políticamente? ¿Es que no tiene este candidato ideología y valores fijos? Obviamente, Charlie Crist es un oportunista político que hace y dice lo que le conviene y cambia de parecer, si esto lo ayuda a obtener un puesto político.

Rudy Giuliani sostuvo una conferencia de prensa con los periodistas que ahí se encontraban y dijo como Charlie Crist le prometió tres veces en 2008 que lo iba apoyar para presidente. Después le dijo al gobernador Mitt Romney, quien también se estaba postulando para presidente, que él se iba a mantener neutral. Al final Crist engañó a los dos. Crist acabó apoyando al senador John McCain con la esperanza que lo escogiera de candidato a vicepresidente por el partido Republicano.

Un político que posee integridad debe ser honesto y confiable y cuando da su palabra la cumple, expresó Rudy Giuliani. El ex alcalde de la ciudad de Nueva York dijo que durante los muchos años que ha estado en la política piensa que Charlie Crist es el político que él mas detesta. Rudy Giuliani llamó al gobernador Rick Scott uno de los mejores gobernadores de la nación que había creado casi 700,000 empleos y mejorado enormemente la economía de la Florida.

La frecuente presencia del gobernador Rick Scott en Miami demostró de nuevo el profundo interés del gobernador republicano de conquistar el voto hispano. El 15% de los 11.9 millones de electores inscritos en la Florida son hispanos y se consideran de extrema importancia en esta elección.

El gobernador Rick Scott comenzó el 21 de octubre de 2014 dando una serie de entrevistas con periodistas de diversos medios, incluyendo El Nuevo Herald. El gobernador Scott aceptó hacerlo en español con la salvedad de que contestaría en una mezcla de español e inglés ya que su español “no es perfecto”.

Los opositores cubanos no apoyan el levantamiento del embargo ni normalizar relaciones con Cuba sin que existan profundos cambios políticos y económicos.

Nora Gámez Torres escribió un artículo llamado “Líderes de oposición cubana anteponen derechos humanos a acercamiento de EEUU” que fue publicado por El Nuevo Herald el 22 de octubre de 2014. Explicó la periodista que se está debatiendo en la nación un cambio de política hacia Cuba y una posible normalización de las relaciones diplomáticas con Cuba. Los influyentes diarios The New York Times y The Washington Post han intercambiado editoriales sobre la política hacia Cuba, en los que analizan razones a favor y en contra de levantar el embargo. El decrépito tirano Fidel Castro respondió a uno de los editoriales del The New York Times que proponía el fin del embargo diciendo que el “escrito fue hecho con gran habilidad”.

Aunque el presidente Barack Obama no ha dicho nada sobre la normalización de las relaciones con Cuba, como yo he escrito con anterioridad existe un movimiento apoyado por poderosos multimillonarios, ex funcionarios y militares del gobierno que casi todos pertenecen al Consejo de Relaciones Exteriores, la Comisión Trilateral y el Grupo Bilderberg que escribieron una carta al presidente pidiendo suavizar y eventualmente eliminar el embargo. Algunos expertos que asistieron la semana pasada a una conferencia sobre política hacia la isla en la Universidad de Columbia en Nueva York indicaron que tienen la esperanza de que Obama tome acción unilateral para modificar su postura hacia La Habana después de las elecciones.

La periodista Gámez Torres señaló que la batalla contra el ébola parece estar acercando también a ambas naciones, con declaraciones del secretario de Estado John Kerry sobre el aporte de Cuba para combatir la epidemia en África occidental.

Para contribuir a la discusión, El Nuevo Herald preguntó a tres líderes de la oposición y la sociedad civil en Cuba sus opiniones sobre un posible cambio de política hacia la isla. Ellos son Berta Soler, líder de las Damas de Blanco; Antonio Rodiles, director del proyecto Estado de Sats; y Manuel Cuesta Morúa, líder del movimiento Arco Progresista.

Estas fueron sus respuestas:

El Nuevo Herald: ¿Qué les parece una posible normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba?

Berta Soler: Para los activistas de derechos humanos es un poco difícil oír sobre una normalización entre el gobierno de los Estados Unidos y Cuba, porque la sociedad civil está luchando de una forma no violenta para obtener las libertades que el gobierno cubano le ha robado al pueblo de Cuba y no para que exista un mejoramiento para el gobierno cubano, que no sea para el pueblo de Cuba.

Siempre hemos aplaudido al gobierno de los Estados Unidos, que ha estado a favor de ayudar al pueblo de Cuba. Estamos preocupados porque el gobierno de Cuba es muy hábil, y con esta campaña en la que envió a cientos de médicos a África a combatir el virus mortal del ébola, está tratando de politizar y ganar simpatía. Pero aquí el pueblo se está muriendo de hambre y está reprimido por el gobierno. Puedo poner un ejemplo: este martes estaba previsto el juicio de Sonia Garro, Dama de Blanco, que lleva dos años y sietes meses detenida sin juicio, y solamente por querer hacer una vigilia en tribunales a lo largo y ancho del país, el gobierno cubano se dedicó a detener y reprimir a muchos activistas por los derechos humanos.

El gobierno norteamericano debe tener mucho cuidado con esta normalización pues el gobierno cubano lo que está buscando es crédito de Estados Unidos y la Unión Europea, y si lo llega a tener, no va a ser en beneficio del pueblo, va a ser para mantenerse en el poder, reprimir y fortalecer su maquinaria represiva contra las personas que alzan sus voces para defender los derechos humanos.

Antonio Rodiles: Sería bastante frustrante que el gobierno norteamericano conceda a Cuba colocarla como un país normal sin que esta adquiera un compromiso firme en el tema de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Evidentemente, hace falta ejercer una fuerte presión sobre el gobierno cubano para que finalmente acepte la condición de humanos de sus ciudadanos. Espero que todos los países democráticos, no solo los Estados Unidos, comuniquen este mensaje al gobierno cubano, de que necesita respetar a los ciudadanos.

Hay argumentos muy fuertes que sugieren que una normalización no va a significar que nosotros desde la sociedad civil vamos a tener más posibilidades para expresarnos. Y una muestra muy clara es Venezuela. Sobre el gobierno de Venezuela no recae ninguna sanción por parte del gobierno de Estados Unidos, y la sociedad civil venezolana ha sido fuertemente golpeada por el gobierno de Chávez y ahora el de Maduro, que han estado guiados por el régimen de La Habana. Eso da muestras de cómo el régimen de La Habana actúa ante las sociedades civiles que quieren demandar derechos.

Manuel Cuesta Morúa: No me sorprendería. Desde que Obama asumió el gobierno de Estados Unidos, trató de enviar un mensaje de un nuevo comienzo tanto con Cuba como con América Latina. Luego, las realidades del mundo se han ido imponiendo y han malogrado mucho de esos puntos. Cuba no ha complicado ahora mismo para los Estados Unidos el tema de las relaciones internacionales pues queda solo como un ejemplo brutal de irrespeto a los derechos humanos y como un ejemplo del fracaso económico. Desde esa perspectiva no sería asombroso que los Estados Unidos decidieran mañana abrir un nuevo capítulo en sus relaciones con el gobierno cubano.
El régimen cubano coincide con el régimen biológico de sus dirigentes y ya no hay mucho tiempo para triquiñuelas políticas, si quieren reconvertir o darle continuidad a su régimen. En este momento, el gobierno cubano estaría hablando en serio porque necesita oxígeno, sobre todo económico.

Nosotros siempre hemos adelantado, desde nuestra visión social demócrata, que el levantamiento del embargo facilitaría mucho la normalización de la sociedad cubana en términos democráticos. Ahora no sería el momento de decir que no. Esto no significa que los Estados Unidos o el embargo sean responsables de la ausencia de democracia en Cuba ni de nuestra situación económica; solo significa que, de una buena vez, los conflictos entre estados en las relaciones internacionales no van a solapar los conflictos entre el gobierno y la sociedad civil. Eso facilitaría mucho lo que nosotros estamos buscando desde hace tiempo. Hay una superdeterminación definitiva y fatal de los Estados Unidos sobre Cuba a lo largo de su historia y de estos últimos 55 años, y eso ha neutralizado de alguna manera la capacidad de la sociedad cubana para legitimar su debate democrático con el Estado.

ENH. ¿Qué les gustaría ver en la próxima Cumbre de las Américas, en la que podrían coincidir Barack Obama y Raúl Castro?

Antonio Rodiles: En principio Raúl Castro no debe estar porque existen unos reglamentos y no entiendo por qué deberían quebrarse para el caso de Cuba. En caso de que, por alguna razón, Raúl Castro esté, me gustaría que estuviéramos representados los activistas, los opositores y otros sectores de la sociedad civil.

Berta Soler: Me gustaría que si el presidente Obama debe intercambiar con Raúl Castro y quiere llegar a algo, primeramente tiene que exigirle al gobierno cubano que respete los derechos humanos. Los seres humanos nacen libres y en Cuba hace más de 50 años que el gobierno de Fidel Castro y Raúl Castro le ha robado la libertad al pueblo de Cuba y los derechos. Ya no tenemos ningún derecho. Cuando vamos a un bufete a contratar a un abogado, solamente por el hecho de ser activistas, el abogado no te trata como debe y quedas desamparado judicialmente. Por lo tanto, si en algún momento el gobierno de Estados Unidos conversa con el de Cuba, tiene que pedir la liberación de todos los presos políticos, respeto a los derechos humanos y que la sociedad civil pueda sentarse en la mesa de negociaciones. De lo contrario, no vale la pena, porque sería darle beneficios, pensando que van a llegarles al pueblo cubano, y los recursos que puedan entrar serán para que el gobierno cubano fortalezca su maquinaria represiva.

Manuel Cuesta : Querría ver un apoyo a la sociedad civil cubana y un mensaje claro a las autoridades de que el mundo realmente cambió y deben adaptarse a esas realidades, y eso pasa por la promoción de los derechos humanos, el respeto a la sociedad civil y las libertades universales.

Yo creo que ese mensaje se puede dar en este contexto de las Américas y no sería para nada anormal que en esa cumbre, si asisten los Estados Unidos y Cuba, se deje claro que en este continente los derechos fundamentales valen y que Cuba es el único país que se resiste a adaptarse a la realidad hemisférica. De todos modos, para esa cumbre nosotros vamos a movilizar algunas iniciativas para demostrar el papel y la relevancia de la sociedad civil.

Conclusión

Debemos votar en contra de Charlie Crist por recomendar el levantamiento del embargo y la normalización de relaciones diplomáticas con el régimen tiránico y sanguinario de los hermanos Castros. La recomendación de Crist y otros liberales de extrema izquierda al presidente Obama de levantar el embargo a través de un decreto ejecutivo es ilegal e inconstitucional.

La Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática o Helms-Burton aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Bill Clinton el 12 de marzo de 1996. Esta ley, como se ha explicado con anterioridad, se introdujo como consecuencia de un incidente sucedido un mes antes. El 24 de febrero de 1996, Fidel y Raúl Castro ordenaron a un MiG-29 y un MiG-23 a derribar tres aviones privados estadounidenses operados por el grupo de los Hermanos al Rescate dirigido por el brigadista José Basulto mientras volaban sobre aguas internacionales.

El avión de Basulto, en donde también iba Sylvia Iriondo, líder del grupo M.A.R., pudo escapar entre las nubes, pero dos de los aviones de Hermanos al Recate fueron derribados y así asesinando a cuatro patriotas cubanos. Este crimen, como tantos otros, de la espantosa tiranía sanguinaria de Cuba ha quedado impune. Esta organización de valientes cubanos se dedicaba a localizar a balseros cubanos para ayudarles a salvar la vida.

Bajo esta ley cualquier cambio entre las relaciones Estados Unidos y Cuba necesitan la aprobación del Congreso y que el régimen comunista de Cuba cumpla varias condiciones. Entre ellas que deje de violar los derechos humanos, libere los presos políticos y celebre elecciones libres.

Lo que Charlie Crist quiere y aparentemente también su ídolo el presidente Barack Obama es levantar unilateralmente el embargo comercial a Cuba. Esto tuviera como resultado prolongar la sangrienta dictadura militar y enriquecería a la cúpula del régimen comunista. Esto le daría oxígeno a la peor dictadura y la más sanguinaria de las Américas y prolongaría el sufrimiento del pueblo de Cuba.

Ahora que el precio del petróleo ha caído drásticamente, el dictador venezolano Nicolás Maduro quien ha destruido la economía de su país no podrá continuar enviando petróleo gratis a la dictadura de Cuba. Es por eso que Raúl Castro está tan desesperado y ansioso por el levantamiento del embargo y la normalización de relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos.

El levantamiento del embargo y restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba no ayudaría a la defensa de los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo de Cuba. Tampoco es respaldada por la resistencia interna de opositores del régimen comunista cuyos tres líderes importantes expresaron su opinión al Nuevo Herald..

Los que abogan el levantamiento del embargo sin condiciones previas al régimen sanguinario de Cuba no exigen que el gobierno comunista de Cuba respete a todos y a cada unos de los derechos reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la cual Cuba es signataria. No se demanda el desmantelamiento del aparato represivo de los esbirros de Seguridad del Estado, policía secreta, utilizado para someter y reprimir al pueblo de Cuba. Tampoco se aboga por la celebración pronta de unas elecciones pluripartidista generales libres y por el establecimiento de un estado de derecho que garantice la estabilidad jurídica y la democracia en la patria de Martí.

Es muy vergonzoso que Charlie Crist quiera ayudar al régimen comunista de Cuba el cual ha aumentado la represión en la isla, ha violado el embargo de armas contra Corea del Norte con impunidad, ha mantenido un ejército de ocupación en Venezuela y sus esbirros han asesinado y torturado a jóvenes que protestan pacíficamente por las ciudades de Venezuela.

Es increíble el silencio de Charlie Crist y del presidente Obama ante las violaciones del régimen comunista de Cuba y de Venezuela. Aún peor, el silencio de Crist y Obama con respecto al acuerdo de Cuba y Venezuela con Rusia de establecer bases navales y militares tan cerca de nuestra nación que pondrán nuestra seguridad nacional en grave peligro. Lejos de suavizar o quitar el embargo, nuestro gobierno debe imponer sanciones duras contra Cuba y Venezuela.

Todos los que amamos la libertad para Cuba y un cambio del gobierno de los países del tratado del ALBA, debemos votar en contra de Charlie Crist el 4 de noviembre de 2014.

http://libertadusa.com/?p=11815

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image