DESARROLLO CEREBRAL Y ESQUIZOFRENIA

Constatan, a través de neuroimágenes, un crecimiento cerebral anormal en las personas esquizofrénicas.

Ciertas áreas de la corteza cerebral se desarrollan de manera diferente en las personas con esquizofrenia. Así lo revela un estudio a largo plazo llevado a cabo en fecha reciente por un equipo de investigadores internacional. Para conocer las alteraciones en el desarrollo de las estructuras cerebrales, los científicos exploraron el cerebro de probandos sanos y personas con esquizofrenia durante años mediante tomografía por resonancia magnética. Analizaron cerca de 80.000 puntos de la corteza cerebral en un rango de edad comprendido entre los 8 a 30 años.

Para la investigación analizaron la trayectoria de la curva de crecimiento del grosor cortical de 106 pacientes con esquizofrenia de inicio infantil y 102 voluntarios sanos. Las exploraciones de neuroimagen se iniciaron en cada probando a la edad de siete años y fueron repitiéndose en el transcurso de varios años. Asimismo se apoyaron en el método estadístico de la regresión semiparamétrica para describir los patrones de desarrollo del cerebro asociados con la esquizofrenia. La cartografía cerebral resultante reveló las diferencias que ocurren en un grupo específico de regiones cerebral estrechamente conectadas y que maduran de manera sincrónica en el desarrollo sano del cerebro pero que presentan trayectorias de crecimiento alteradas en el caso de la esquizofrenia.

Trastorno del neurodesarrollo

Según apuntan los autores, hallaron procesos de crecimiento anormales en las regiones prefrontales y temporales de los individuos esquizofrénicos, áreas que ya se habían relacionado con la esquizofrenia en estudios anteriores. Sin embargo, por primera vez descubrieron una diferencia entre áreas corticales con déficits constantes en el espesor cortical y áreas con una trayectoria alterada durante la maduración. Además, observaron que si se dividía el cerebro en cinco módulos de desarrollo, las regiones con un crecimiento cortical alterado coincidían solo, y de manera destacada, con el módulo del cíngulo frontotemporal.

El curso normal de crecimiento del cerebro viene determinado por los efectos combinados de una compleja red de genes y una amplia gama de factores ambientales. «Estos resultados demuestran que existe una relación entre la hipótesis de que la esquizofrenia es un trastorno del neurodesarrollo y la hipótesis tradicional, expuesta por primera vez a finales del siglo XIX por el anatomista alemán Karl Wernicke, que se trata de una enfermedad causada por la conectividad alterada entre las regiones del cerebro», concluye Aaron F. Alexander-Bloch, del Instituto Nacional de Salud Mental y autor principal del estudio.

Más información en Biological Psychiatry

Fuente: Elsevier

http://www.investigacionyciencia.es/noticias/desarrollo-cerebral-y-esquizofrenia-12414

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image