EVO,EFE Y LOS COMENTARISTAS HISPANOS

Por Hugo J. Byrne

hugojbyrne@aol.com

Cuando cree que no tiene material adecuado al público hispanoamericano la industria de las noticias en español hace “grandes esfuerzos” para desempeñar su tarea. No se trata de que no suceda nada importante para las personas de habla hispana, quienes básicamente se interesan por los mismos temas que el resto de la gente.

Lo que ocurre es que esas fuentes de noticias y opiniones tienen la convicción arrogante de que sirven a un público de ignorantes con intelecto limitado. La gente de habla española residiendo en Estados Unidos, un segmento considerable de los recipientes de “las noticias” de EFE, por ejemplo, no necesita ser víctima de la tontería inconsecuente que esa agencia disemina como si fuera actualidad.

El sábado 30 de agosto EFE publicó un reportaje sobre la entrada en vigor de un decreto del presidente boliviano Evo Morales restringiendo el acceso a su país de los ciudadanos israelitas. La medida no es noticia, pues fue anunciada desde julio. Aparentemente Bolivia tenía un acuerdo con Israel desde 1972 permitiendo la entrada libre de ciudadanos de ese país a territorio boliviano sin el normal requerimiento de una visa. Eso ya no funciona, nos informa EFE. Por supuesto, en 1972 Bolivia no tenía a Evo de cacique.

La misma “noticia” de EFE nos informa que Bolivia recibía anualmente unos 12,000 turistas israelitas cada año. No creo que esos turistas perdieran gran cosa con esta medida punitiva, pero sospecho que lo que se gastaban en Bolivia beneficia ahora a otros lugares. A través de un vocabulario casi ininteligible, Evo parece creer en teorías que desafían la lógica.

Las declaraciones de Evo en el pasado reciente sorprendieron a los geógrafos, a los historiadores, a los dietistas y hasta a los endocrinólogos. Afirmaciones como que Viena está en España, que los indígenas de América lucharon contra el Imperio Romano, que por comer pollo alimentado con hormonas los hombres en Europa han perdido el poder sexual, que todos los europeos de ambos sexos se han quedado calvos como resultado de ingerir esas aves y que una hoja de coca bien mascada sabe mejor que un cerdo asado, subrayan las exageraciones de Evo: apuesto que existe más de un calvo vegetariano.

Además se trata de un tema relativo. No es lo mimo exhibir una calva impúdicamente desnuda, que otra más recatada y cubierta por un bombín boliviano. Con el cuero cabelludo empatado con las cejas en un cráneo extrañamente cúbico, pero puntiagudo en el ápice, la cabeza de Evo luce como un fracasado injerto experimental entre un coco seco y un mango filipino.

No sabemos que exista el “homo bolivianus” o el “Pitecantropus Andinus”, pero Morales nos parece un eslabón irremisiblemente perdido. En especial cuando emite unos extraños sonidos al tratar de comunicarse con los seres humanos.

La verdadera razón de esta noticia” de hace un mes, es hacer pública nuevamente su diatriba contra Israel, al que acusó en julio de ser un “estado terrorista” y de no respetar “La Carta de las Naciones Unidas”, ni la “Declaración Universal de los Derechos del Hombre”. Bolivia, nos continúa informando EFE, rompió relaciones diplomáticas con Israel en el año 2009 (¿es esto noticia?). Los motivos de la ruptura de acuerdo a La Paz, era que Israel había cometido “crímenes de lesa humanidad” contra el territorio de Gaza.

El reporte de EFE nos recuerda que Israel accedió a una tregua “tras semanas de ataques sobre Gaza que causaron más de 2,100 muertos, en su mayoría civiles palestinos. Que esas pérdidas resultaran de la cobarde práctica de instalar baterías de misiles en mezquitas, edificios particulares y otras áreas densamente pobladas, nada aclara EFE y ni siquiera reporta una palabra sobre los centenares de misiles lanzados por Hamás contra la población civil israelita desde estas instalaciones en Gaza durante las semanas a que hace referencia.

EFE agrega que de ahora en adelante la “Dirección General de Migración” de Evo revisará los trámites de visas a ciudadanos de Israel, quienes han pasado “de la clasificación 1 a la 3.” En “Evolandia” la clasificación 3 indica “país terrorista.”

Otra fuente de confusión para la gente de habla hispana son los programas de debate televisados del área de Miami. A veces veo uno llamado “Ahora con Oscar Haza”. Haza es la misma personalidad de la tv con quien me metí hace varios años cuando tenía otro “talk show” llamado “A mano limpia”: parafraseando ese nombre titulé mi ensayo “A mano sucia”. Tal vez fui demasiado severo con Haza.

Esa vez la emprendí con él por no agradarme su invitado. Si la memoria no me traiciona en esa ocasión Haza entrevistó al antiguo general de la Fuerza Aérea Castrista Rafael del Pino, uno de los viejos alabarderos del régimen y quien disfrutara de un “turkey shoot” cortesía de John Kennedy en Bahía de Cochinos. A del Pino como a tantos otros eventualmente le pisaron un callo sensible y abandonó los predios del Comandante en Jefe.

Ahora Haza tiene al retortero a dos “prominentes demócratas”. Uno es el ex alcalde Maurice Ferré, quien no me da ni frío ni calor. Creo que era Alcalde en 1961 a mi llegada de Cuba, pero en esa época enfrentaba críticos desafíos personales y no podía emplear mi tiempo en estudiar el dilema político. Del otro politiquero entrevistado, antiguo miembro de la Brigada 2506 y deshonrosamente expulsado de ella, me ocuparé en otra ocasión.

Aunque Haza presentara a Ferré como “cultísimo”, se trata de un político local aportando opiniones “expertas” ante una crisis tan profunda como la creada en Irak por la notoria incapacidad de Obama para defender los intereses nacionales. Todo cuanto pudo exponer Ferré fueron lugares comunes sobre cuanto podemos o no podemos “hacer por Irak”.

La superficialidad de Ferré es agobiante: ¿más de 4,000 soldados e infantes de marina americanos ofrendaron sus vidas “haciendo algo” por Irak? No señor Ferré. Su sacrificio fue para defender los intereses vitales de Estados Unidos y sus ciudadanos, quienes fueron masacrados por miles el 11 de septiembre del 2001 sin que ello fuera anticipado por los servicios de inteligencia de Washington. Que no se hiciera con una adecuada inteligencia al principio, o usando métodos eficientes es otra historia.

Señor Ferré: tanto el presidente Bush como su antecesor Clinton y sus respectivos servicios de inteligencia ignoraron el peligro terrorista aunque el letrero estaba en la pared. Clinton tuvo incluso una perfecta oportunidad de apresar a Bin Laden y la declinó.

Ahora el presidente Obama no sólo ignoró el peligro terrorista de ISIS, aunque lo asiste una mucho más sofisticada inteligencia que la disponible a sus antecesores, sino que el peligro es ahora diez veces mayor. Si el llamado “Estado Islámico” se consolida en la zona norte del área llamada Irak, un ataque directo a Estados Unidos es un hecho seguro más en cuestión de meses que de años.

No dudo que el señor Ferré sea tan educado y culto como afirma Oscar Haza. En cuyo caso tiene que saber que el área ocupada por los terroristas ahora tiene riquezas incomparablemente superiores al desértico Afganistán desde donde se complotó, dirigió y financió el ataque terrorista del 11 de septiembre del 2001. La estrategia ni se diseña ni se aplica leyendo un “teleprompter”. La realidad es que en el 2009 a la llegada al poder de Obama, la situación de Irak era estable tras el indiscutible éxito del “surge”. Hablar fuerte es fácil, pero cuando la palabra no está respaldada por la acción nada resuelve. Como decía el presidente Theodore Roosevelt: “Speak softly and carry a big stick.”

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image