EL MANICOMIO CHAVISTA

Carlos Vilchez Navamuel

http://www.carlosvilcheznavamuel.com

Es triste y lamentable, pero Venezuela haya sido gobernada en los últimos 15 años por un pequeño grupo de “locos de poder” que entonteció a su pueblo, de la misma forma que lo hizo Hitler en su momento en Alemania.

Desde que el presidente Maduro afirmó que Chávez se le apareció en forma de un pajarito chiquitico, el mundo chavista convirtió al difunto en algo sin igual. El mismo Hugo Chávez se habría encargado de ello tal vez sin pensarlo, Ludmila Vinogradoff, lo asentó en un artículo cuando dijo “Si alguien supo explotar al máximo el fetichismo religioso se llama Hugo Chávez, pero para construirse una mitología alrededor de su figura”. Y más adelante agregó “Así lo muestran las consignas que corean ante su cadáver en la Capilla Ardiente de que ahora el “supremo” comandante “no ha muerto, sigue vivo”. http://abcblogs.abc.es/bochinche-venezolano/2013/03/14/el-fetichismo-de-chavez-2/

Sin duda la muerte del golpista produjo reacciones que no tiene más que un nombre, LOCURA, privados de juicio o uso de la razón, esta secta religiosa y política conocida como Partido Socialista Unido de Venezuela, el PSUV, convirtió a parte de Venezuela en un gran MANICOMIO, los fanáticos vieron a Chávez como un mesías, lo santificaron, le hicieron innumerables estatuillas y altares, los textos escolares contienen dibujos del finado, vendieron toda clase de imágenes, lo llamaron el "Cristo de los Pobres", lo nombran miles de veces al día cual si fuera un santo, y no contentos con todo esto, ahora redactaron una oración basado en el Padre Nuestro. http://www.diariolasamericas.com/america-latina/venezuela-rezos-altares-hugo-chavez.html

La plegaria se escuchó por primera vez en el Primer taller para diseño del sistema de formación socialista en el que participaba el presidente Nicolás Maduro con representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela, allí realizaron esta oración dedicada al difunto. La oración dice así “Chávez nuestro que estás en el cielo, en la tierra, en el mar y en nosotros, los y las delegadas, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu legado para llevarlo a los pueblos de aquí y de allá, danos hoy tu luz para que nos guíe cada día, no nos dejes caer en la tentación del capitalismo, más líbranos de la maldad de la oligarquía, del delito del contrabando porque de nosotros y nosotras es la patria, la paz y la vida. Por los siglos de los siglos amén. Viva Chávez”. https://www.youtube.com/watch?v=1F8POfmWL0c

La reacción de parte de la Iglesia en Venezuela no se hizo esperar y los Obispos de Caracas condenaron la versión del Padre Nuestro dedicada a Chávez. El periódico Universal señaló que “Los prelados de Caracas, comenzando por el cardenal Jorge Urosa Savino, rechazaron la manipulación e instrumentalización del Padre Nuestro por parte de simpatizantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV); y exigieron al Gobierno y a las autoridades de esa organización política evitar la difusión de la versión dedicada al fallecido presidente Hugo Chávez”. El comunicado decía además que “El Padre Nuestro, la oración por excelencia de los cristianos del mundo entero, proviene de los mismos labios de Nuestro Señor Jesucristo en el Sermón de la Montaña (Mt 6,9-13), y por ello es intocable. Así como a nadie se le permitiría cambiar la letra del Himno Nacional para honrar a una persona, tampoco a nadie es lícito cambiar el Padre Nuestro o alguna otra oración cristiana, como el Credo. Los símbolos, oraciones y elementos religiosos católicos se deben respetar”. http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140903/obispos-de-caracas-condenaron-version-del-padre-nuestro-dedicada-a-cha

Por lo anterior podemos afirmar sin temor a equivocarnos que más que un partido político, el chavismo hoy día está conformado como una secta religiosa, donde todos repiten lo mismo, visten igual y solo ellos tienen la razón. Es triste y lamentable, pero Venezuela haya sido gobernada en los últimos 15 años por un pequeño grupo de “locos de poder” que entonteció a su pueblo, de la misma forma que lo hizo Hitler en su momento en Alemania.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image