CALIFICA NETANYAHU DE "IMPRESIONANTES" LOS AVANCES DE ISRAEL EN GAZA

Susana Mendoza / Corresponsal en Jerusalén

ABC de Madrid

El primer ministro israelí asegura que el Ejército mantendrá la ofensiva contra Hamás hasta haber logrado todos sus objetivos.

Dos semanas después del comienzo de la operación israelí en Gaza, Margen Protector, el primer ministro Benjamín Netanyahu aseguró este lunes estar satisfecho con el resultado de la ofensiva terrestre, en particular los ataques contra los túneles entre Gaza e Israel. «Nuestros avances son impresionantes sobre el terreno. Estoy impresionado con el resultado de centrar nuestras acciones en los túneles, estamos obteniendo resultados que van más allá de nuestras expectativas», dijo el líder israelí tras una reunión con el ministro de Defensa Moshe Yaalon.

Las palabras de Netanyahu ayer entraron en conflicto con los resultados en materia de vidas humanas. El lunes fue una de las jornadas más sangrientas desde el comienzo de la operación, con el número de muertos en Gaza superando ya las 500 personas, mientras que ayer fallecieron siete soldados israelíes en diferentes escaramuzas contra milicianos de Hamás y la Yihad Islámica, elevando el número de israelíes muertos a 27.

A pesar del alto precio que está pagando Israel también, ya que a más soldados muertos, más cae el apoyo público a la ofensiva, Netanyahu está decidido a expandir la operación. «El Ejército está avanzando sobre el terreno según los planes. La operación va a continuar hasta que se consiga el principal objetivo, que es restaurar la paz para los ciudadanos israelíes», comentó Netanyahu.

Huelga árabe

Mientras que la mayoría de los israelíes judíos han hecho piña para apoyar la ofensiva terrestre, los árabes israelíes comenzaron a organizarse ayer para lanzar una huelga general durante la jornada del lunes. El barrio cristiano de la Ciudad Vieja de Jerusalén, al igual que muchas otras tiendas árabes de la zona, cerró todos sus comercios como protesta ante los cientos de muertos en Gaza. El detonante de la huelga fueron los comentarios racistas del ministro de Exteriores Avigdor Lieberman, cuando hizo un llamamiento ayer a boicotear los negocios árabes ante la lluvia de cohetes desde Gaza.

En Nazaret, al norte del país, varios cientos de ciudadanos árabe-israelíes se manifestaron en contra de la operación, en una protesta que se tornó violenta cuando se enfrentaron a la policía. Los manifestantes, unos 200, portaban pancartas que leían «El ejército israelí comete un genocidio en Gaza» mientras que las fuerzas de la seguridad israelíes temen que las revueltas de principios de este mes en Nazaret, tras el asesinato del adolescente árabe en Jerusalén, vuelvan a brotar.

http://www.abc.es/internacional/20140721/abci-netanyahu-objetivos-israel-201407212004.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image