TRASPLANTE DE MÉDULA ÓSEA DEL PROGENITOR AL HIJO

Una nueva técnica aumenta la tasa de éxito de este tipo de intervención quirúrgica en ausencia de un donante compatible.

Un grupo internacional de investigadores ha desarrollado una estrategia médica que podría permitir salvar la vida de decenas de niños con enfermedades relacionadas con la sangre o el sistema inmunitario, como la talasemia, la inmunodeficiencia combinada grave o la anemia de Fanconi. «Se trata de una técnica innovadora de ingeniería médica para los trasplantes de médula ósea que, en ausencia de donante, permite igualmente realizar este tipo de operación de un progenitor a su hijo», afirma Franco Locatelli, del Hospital Infantil Niño Jesús de Roma. El estudio recibió su primer reconocimiento internacional el pasado diciembre en Nueva Orleans, durante su presentación en el congreso de la Sociedad Americana de Hematología. Ahora, ha sido publicado en la revista Blood.

«Nuestro método prevé la eliminación de las células madre malignas procedentes de un donante perteneciente a la misma familia del receptor», aclara Alice Bertaina, también del hospital romano y responsable del estudio. En concreto, los investigadores han logrado manipular estas células madre y eliminar los receptores de linfocitos T alfa y beta del donante responsables de la «agresión» a los tejidos del receptor. De esta manera, los receptores de linfocito T gamma y delta pueden proteger al niño enfermo contra las infecciones graves, especialmente en los primeros cuatro meses después del trasplante.

De hecho, hasta hace unos años las técnicas de manipulación celular utilizadas en los trasplantes de médula ósea entre miembros de una misma familia conllevaban una serie de complicaciones infecciosas y, por tanto, un alto riesgo de mortalidad para los receptores. Por consiguiente, las intervenciones de implantación de un órgano sano procedente de uno de los dos progenitores se caracterizaban por una probabilidad de éxito mucho menor que la realizada con material biológico obtenida de un hermano o una hermana (25 por ciento de probabilidad) o un individuo externo a la familia pero compatible desde el punto de vista inmunitario.

En cambio, gracias al nuevo método, las células madre del progenitor consiguen más de un 80 por ciento de probabilidad de curar la enfermedad y una tasa de éxito equiparable a la que se daría en presencia de un donante compatible, tal como fue comprobado en unos 70 niños que padecían leucemia grave y tumores de la sangre.

Los investigadores prevén que este descubrimiento tendrá consecuencias interesantes en términos globales. A pesar de existir en todo el mundo más de 20 millones de donantes voluntarios de médula ósea, entre el 30 y 40 por ciento de los pacientes todavía no logra encontrar un donante adecuado. Gracias a la nueva técnica, los niños de cualquier país tendrán ahora mayor facilidad de someterse a un trasplante de médula ósea y con la misma tasa de éxito de aquellos que son más afortunados por tener un hermano o un donante externo a la familia genéticamente compatible.

Más información en Blood.

Fuente: Hospital Infantil Niño Jesús

http://www.investigacionyciencia.es/noticias/trasplante-de-mdula-sea-del-progenitor-al-hijo-12203

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image