CHINA ACUSA A EE.UU. DE ARBITRARIEDAD Y SE ACERCA A RUSIA

Rita Álvarez Tudela / especial DLAmar

Pekín llamó a consultas al embajador estadounidense en China, Max Baucus, a quien le transmitieron que las acusaciones “carecen de fundamento y son malintencionadas".

China acusó a Estados Unidos de actuar con "arbitrariedad e hipocresía" por culpar al Ejército Popular de Liberación chino de espiar y robar secretos de empresas privadas estadounidenses por medios cibernéticos.

Además, Pekín llamó a consultas al embajador estadounidense en China, Max Baucus, a quien el adjunto del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zheng Zeguang, le transmitió que las acusaciones contra el personal chino “carecen de fundamento y son malintencionadas".Para Zheng, Washington "debe a China y al mundo una explicación por sus propios comportamientos”, en relación a la acusación del Fiscal General de EEUU, Eric Holder, de que China utiliza recursos militares o de inteligencia y herramientas contra un ejecutivo o una corporación estadounidense para obtener secretos comerciales o información confidencial de la empresa para beneficio de sus empresas de propiedad estatal.

En la misma línea de contundencia se mostró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hong Lei, en su rueda de prensa diaria: "China es víctima de graves ciberataques lanzados desde EEUU", para recalcar que ni el Gobierno ni el Ejército chino “jamás han estado involucrados en ningún ataque cibernético o en presuntos robos de secretos comerciales".

Los cinco militares chinos imputados en EEUU son Wang Dong Gu Chunhui, Huang Zhenyu, Wen Xinyu y Sun Kailiang, este último con rango de capitán, todos ellos actualmente en territorio chino, que habrían espiado a empresas estadounidenses de los sectores de la energía, el aluminio y el acero.

Putin, en China

El enfriamiento en las relaciones diplomáticas entre China y EEUU tiene lugar en una jornada especial, en la que precisamente se produce un acercamiento más fuerte entre el presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, de visita en Shanghai.

Para la prensa oficial china, “con la llegada de la primavera, Putin vuelve a estrechar la mano del pueblo chino para promover aún más la confianza y el respaldo mutuos”, que podría pasar sobre todo por la firma de un acuerdo para la exportación de gas ruso que incluso pondría en apuros el suministro a Europa.

Una posibilidad que ni corto ni perezoso dejó sobre la mesa el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev. "Tenemos reservas suficientes, gas suficiente para entregar gas al este y al oeste. Pero en el peor de los casos, de manera puramente teórica, el gas que dejara de suministrarse a Europa podría llevarse [...] a China", dijo Medvedev, si bien quiso añadir que "por el momento sólo es una posibilidad teórica".

Xi y Putin acordaron en Shanghái una "completa asociación de cooperación energética" entre ambos países, que pasaría por la firma de un acuerdo entre el consorcio ruso Gazprom, el mayor productor de gas del mundo, y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) para la exportación de gas a la segunda economía mundial.

En estos momentos, el retraso de la firma del acuerdo, sobre el que se lleva negociando desde hace ya casi 10 años, se debe a que China propone un coste más bajo que el precio que Rusia oferta a Europa y basado en sus importaciones de otros países de Asia central.

El contrato en negociación tendría una duración de 30 años y establecería un aprovisionamiento a China de 38.000 millones de metros cúbicos anuales de gas a través del gasoducto oriental.

Moscú vive así con China un refuerzo en sus relaciones internacionales, tras las represalias tomadas por su anexión de la región ucraniana de Crimea, que le llevaban camino del aislamiento.

Tanto Washington como la Unión Europea optaron por la congelación de bienes y suspensión de visas a Moscú. Sin embargo, la estrategia del régimen comunista es la de no hablar con rotundidad del tema, presentándose dispuesto a continuar e incluso aumentar la cooperación con Moscú.

Y la prueba es que sólo habló de su “preocupación" sobre la situación en Ucrania sin hacer ningún tipo de condena.

Mayor acercamiento

Por otro lado, China y Rusia iniciaron hoy las maniobras militares conjuntas en el Mar de la China Oriental, que se extenderán durante una semana con la participación de 14 buques, nueve aviones, dos submarinos, helicópteros y otras fuerzas especiales de ambas Armadas, entre otros.

Estas maniobras que tienen por nombre "Mar Conjunto 2014", se desarrollan en aguas del Mar de China Meridional, en las que Pekín mantiene un creciente conflicto con Tokio Japón por la soberanía de las islas Senkaku/Diaoyu.

"En la Segunda Guerra Mundial nuestros países fueron aliados y lucharon juntos contra el agresor. La hazaña de nuestros pueblos estableció un ejemplo eterno de valor, patriotismo y fuerza de espíritu", señaló Putin.

http://www.diariolasamericas.com/eeuu/china-acusa-eeuu-arbitrariedad-rusia-espionaje-industrial.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image