EN LA MADRIGUERA DEL LOBO

Por Angélica Mora Beals

La entrega de Leopoldo López a las autoridades venezolanas ha sido comparada a la ida de una oveja a la cueva del lobo.

Y no estamos hablando de un simple lobo, sino una especie feroz que ha mostrado, probado y usado sus colmillos y que no se detiene ante nada para lograr sus propósitos.

La determinación del líder opositor, de entregarse al gobierno que habia ordenado su captura, es válida en una sociedad normal, con elementos legítimos que lo juzgarán de acuerdo a las leyes vigentes. Pero no estamos hablando de un Estado Normal, sino uno que es el directo causante del caos y violencia que vive en estos momentos Venezuela... y no cree ni en leyes ni en la Constitución.

Nadie puede garantizar nada en un gobierno que ha hecho mofa de los principios más elementales por los que se rige una sociedad normal.
Incluso, el haber postergado la presentacion del acusado ante los tribunales, expone la malicia con que están tratando el asunto.
Leopoldo López se entregó este martes, luego que la Fiscalía General de la República emitiera una orden de captura en su contra por presuntos hechos de violencia que se generaron el pasado 12 de febrero. Específicamente, según datos que me llegaron anoche, se le imputarán primero los delitos de "Incendio de edificio público, daños a propiedad pública, instigación a delinquir y delitos de asociación".
Por lo que se ve, las acusaciones de "asesinato" y "terrorism"o han quedado -por un corto tiempo- de lado, para ver cual es la reacción pública ante estos primeros cargos. Luego se le imputarán tres tipos de homicidio intencional, terrorismo y actos que condujeron a lesiones graves.

Lo paradójico es que se le acusa de instigar la violencia, pero hoy está detenido y la violencia contra los manifestantes ha aumentado.
En la impunidad de estos días han sido los "Tupamaros" y otros grupos pro gobierno los que están disparando contra la sociedad civil e incluso --- en una maniobra que se la admiraría Poncio Pilatos--- Maduro destituyó al Jefe del Sebín, (la Policía Política), acusándolo de haber actuado por su cuenta en los actos represivos contra los estudiantes. Y colocando la guinda en el pastel, el gobierno reconoció que agentes del Sebin realizaron "algunos disparos" el 12 de febrero. Qué quiere lograr Maduro con esto? ¿Aquietar las masas y que lo aplaudan por Justiciero?

Y como decía, otra maniobra para tratar de calmar a los manifestantes ha sido postergar por un día la comparecencia del acusado ante los tribunales. "Para que se aquieten las aguas", como me comentó mi amigo Marcos, quien trabajó en el palacio de Miraflores y es un chavista desengañado desde hace mucho tiempo.

Muchos temen por Leopoldo López, entre ellos la diputada Maria Corina Machado quien expresó: “No dejaremos a Leopoldo hasta que recupere su libertad. Hacemos responsable a Maduro de lo que le pueda ocurrir. Ahora la ruta está en la lucha”.
Otros venezolanos en la oposición también han expresado su preocupación por la suerte de López, ahora en menos del gobierno de Maduro, su peor enemigo.

"Mira tememos que lo envíen a Cuba, en venganza y para que no pueda influenciar a los venezolanos, pero te imaginarás que esa determinación sería explosiva", me dijo Marta desde Caracas,quien ha participado en todas las manifestaciones.

"Han sido tan caras duras que el mismo Maduro declaró que encarcelaba a Leopoldo "para protegerlo y que no lo mataran". Eso te demuestra el colmo del cinismo de esta gente", señaló Juan otro ex chavista desengañado.

Marcos señala por su parte que se le "hiela la sangre" pensar que Diosdado Cabello es quien está encargado del traslado de López desde el centro de reclusión Palo Verde a los tribunales. (...) "Por qué este personaje tan siniestro, que cumple ciegamente las directrices de La Habana, se ha endilgado el mismo esta tarea?"

En las redes sociales hay quienes temen que sentencian a López a "30 años de cárcel, lo desaparezcan o lo fusilen por traición a la Patria, todo tramado en La Habana".

El educador venezolano Victor Vielma Molina y millones de otros venezolanos se están preguntando. ¿Nos vamos a cruzar de brazos?
La respuesta está en la declaración misma de Leopoldo López al anunciar que se entregaria:

Si mi encarcelamiento sirve para que Venezuela despierte, pues que así sea'.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image