UNA MEDALLA POR LA LIBERTAD

Dr. Oscar Elías Biscet

Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos

Medalla Presidencial de la Libertad

lawtonfoundation@lawtonfoundation.comwww.lawtonfoundation.com

Sígame en: http://www.twitter.com/@oscarbiscet

La justicia humana genera un fuerte lazo de solidaridad entre las personas que hace resaltar lo inherente humano de las libertades básicas. Ese principio une a los humanos y hace comprender la universalidad de sus vidas en la historia. Por esto los cubanos apreciamos con profundidad la solidaridad que el pueblo estadounidense manifiesta a través de sus presidentes Barack Obama y George W. Bush.

El presidente Bush se propuso un compromiso sólido con la libertad del pueblo cubano y varios de sus logros fueron la salida de las tropas soviéticas y su base de radioescucha de Cuba. También bloqueo el acceso a créditos para financiar la planta electronuclear de Juraguá, que el régimen castrista enunciaba como proyecto civil pero tenía entre sus objetivos secretos una estrategia militar.

De la misma manera, Bush hizo causa común con la justicia al ser el primero en el mundo en condenar los arrestos y encarcelamientos arbitrarios de 75 disidentes por el régimen comunista cubano en 2003. Asimismo tiene de excepcional el otorgamiento de la orden civil más importante del ejecutivo estadounidenses, la Medalla Presidencial de la Libertad, a un cubano encarcelado por la búsqueda de los derechos humanos fundamentales para su pueblo. Esta honrosa insignia se me fue concedida en 2007; y la recibí con el profundo orgullo de ser cubano y a nombre de mi querido pueblo. Esta decisión del presidente Bush consolido el camino de la excarcelación de este grupo disidente y marco el objetivo final de libertad de nuestra patria.

Ayer, el gobierno de Obama celebró el quincuagésimo aniversario de la creación de la Medalla Presidencial de la Libertad. Para la ocasión, el Presidente estadounidense invitó a todos los condecorados con esta medalla y sus familiares a disfrutar de esta celebración. De este modo quedamos congratulados mi esposa Elsa Morejón y yo.

Por otra parte, la participación en este evento singular no solo es honorable, sino que permite la comunicación y contacto con muchas distinguidas personalidades de esa nación y otros países. En mi caso particular quería darles un abrazo cordial a mis conciudadanos Pedro José Greer y Arturo Sandoval. Ambos condecorados por el presidente Obama. El primero en 2011 y el segundo este año. Ellos son excelencias en el desempeño de sus labores, uno es médico y el otro músico; y tienen en común su intenso amor patrio y su sensibilidad humana.

Por supuesto, que al vivir bajo un régimen totalitario como el de los Castro que coarta las libertades fundamentales, en especial la libertad de circulación, supuse que me restringieran este derecho. El gobierno de Cuba me bloqueó la posibilidad de asistir a este magno encuentro y de saludar a mis compatriotas Greer y Sandoval, y al mismo tiempo al presidente Obama. También en el aspecto familiar me negó el derecho de encontrarme con mis hijos y tres nietos, estos últimos nacidos en esa nación.

Muchos están interesados en conocer dónde está mi Medalla Presidencial y si tengo algún mensaje para Obama. Aprovecho la ocasión para dar respuestas a esas preguntas. La Medalla Presidencial de la Libertad que el presidente Bush me otorgó se encuentra expuesta en calidad de préstamo provisional en el Centro Bush hasta que Cuba sea libre. También deseo que los cubanos de la isla disfruten de los éxitos de su pueblo.

El mensaje a Obama es sencillo y humanista. Me gustaría que su ayuda solidaria sea firme, decisiva y directa, y que provoque transformaciones trascendentales que nos lleven a la conquista de la libertad de Cuba. Si bien estoy convencido que los cubanos lograremos con nuestros esfuerzos la libertad de nuestro pueblo, sé que este proceso se aceleraría con la solidaridad de los líderes y personas de bien de los países democráticos.

No pude saludar directamente al Presidente de Estados Unidos de América, Barack Obama, pero esta acción de invitarme es una de las formas en que clasifico la ayuda solidaria. Mi esposa Elsa estuvo en el evento junto al Presidente y como digna representante de la libertad de nuestro pueblo pudo entregarle ese mensaje de amor patrio y libertad.

http://www.diariolasamericas.com/blogs/medalla-libertad-cuba-biscet.html

La Nueva Nación es una publicación independiente cuyas metas son la defensa de la libertad, la preservación de la democracia y la promoción de la libre empresa. Visítenos en : http://www.lanuevanacion.com

SI NO DESEA SEGUIR RECIBIENDO LA NUEVA NACION, PINCHAR ABAJO

FAVOR DE BORRARME DE SU LISTA DE DIRECCIONES

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image