COMO MATAR LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO

Angélica Mora Beals

El régimen de La Habana es famoso por su fijación morbosa en matar todas las Gallinas de los Huevos de Oro que se le pongan por delante.

Desde principios de la década de los 90, cuando se implantó el “Período Especial en Tiempos de Paz” luego del colapso de la Unión Soviética -y los cubanos rasguñaron todo lo que tenían a su alcance para sobrevivir- hasta hoy, con las drásticas medidas en contra de los cuentapropistas, los hermanos Castro no han sabido capitalizar la iniciativa privada de sus propios ciudadanos.
 
Es como si Fidel y Raúl Castro fueran extranjeros en su propia patria y no entendieran la idiosincracia de sus compatriotas, quienes tienen un “chip” especial de pequeño empresario, que los hace inventar y prosperar en la Isla y en el exilio.
 
El Comandante no ha tenido nunca ese “chip” y esa habilidad. Todo lo que toca, al revés del Rey Midas, lo convierte en estiércol, por eso ha fracasado rotundamente en los proyectos que aplicó en los sectores de la ganadería y agrícultura en la Isla. Basta recordar la vaca “Ubre Blanca”, las posturas de café sembradas alrededor de La Habana, la zafra de los 10 millones de toneladas y por último la moringa.
 
Durante el Período Especial en Tiempo de Paz el régimen de La Habana tuvo que ceder, para luego atacar a los que habian logrado crear pequeños negocios durante la crisis.
En esta época es que se crearon los “camellos” (autobuses adaptados). El cubano optó también por la bicicleta, para suplir la carencia de combustible.Surgieron los llamados bicitaxis ( bicicletas de tres ruedas adaptadas para dos pasajeros y un conductor).
Raúl Castro no ha creado nunca nada, así que nunca ha fracasado públicamente en un proyecto. Sin embargo, sigue con su instinto de alacrán, “que pica mientras cruza el charco”.
 
Hoy, el Heredero de la dinastía sigue aplicando su método de no dejar florecer la economía en el sector de los cuenta-propistas y ha ordenado severas campañas de cierre, multas y cárcel para los que incumplan y sigan con sus pequeños negocios abiertos. Las redadas se están llevando a cabo en forma especial en estos momentos contra los vendedores de ropa importada y los cines caseros.
 
Asimismo, se desarrollaron otras formas de transporte preexistentes como el coche, pero adaptado a las necesidades de ese momento.
 
Como se puede apreciar, está de nuevo llevándose a cabo una campaña más de los hermanos Castro para eliminar a la porfiada Gallina de los Huevo de Oro.
 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image