CHILE: DOLOROSAS HERIDAS Y DIFÍCIL RECONCILIACIÓN

Por Angélica Mora Beals

¡Qué dificil se hace escribir como chilena sobre algo tan doloroso como lo fue el período de la Historia de mi país que se inició con Salvador Allende, siguió con el golpe militar y luego culminó con la dictadura de Augusto Pinochet!
Pero, luego vino otro período que trajo el Plebiscito y la transición hacia la democracia.
Han pasado 40 años desde el Golpe dado por los militares de mi patria.
Han desfilado, desde ese entonces, 5 presidentes, luego del referendum del SI o NO, que en base a una consulta popular, sometía a votación la continuación o no de Pinochet en el poder. Triunfó el NO.

Como decía, vinieron las elecciones libres y fue elegido Patricio Aylwin como primer presidente del período conocido como Transición, donde se restauró el órden democrático.
Su sucesor fue Eduardo Frei Ruiz-Tagle quien asumió la presidencia en 1994. Le siguió Ricardo Lagos en el 2000 como el tercer presidente de la llamada Concertación de Partidos por la Democracia. La socialista Michelle Bachelet fue electa presidenta en el 2006. En el 2010 asumió la Presidencia Sebastián Piñera.

El gobierno de Salvador Allende estuvo marcado por la influencia del gobierno castrista de Cuba en los asuntos internos de Chile y por la lucha de millones de hacer frente a la amenaza de la instauración del comunismo en el territorio nacional. Mi rechazo siempre fue firme frente la violencia y los cruentos hechos que se llevaron a cabo en mi pais a partir del 11 de septiembre de 1973.
El Golpe fue necesario, pero no la sangre que se derramó ni las violaciones a los derechos humanos.Las heridas de mi pueblo fueron muchas y hoy es necesario, más que nunca, emplear la Justicia, para encontrar una forma de reconciliación de todos los chilenos.
 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image