¿QUÉ DECIMOS DEL BARCO NORCOREANO?

Angélica Mora Beals

¿Se imaginan los corre-corre que se han pegado en Cuba para tratar de justificar el hallazgo de armamento bélico, enviado escondido en un cargamento de azúcar a los compañeros norcoreanos?
-"Despertemos a Fidel" decían los más calmados. Que Él firme lo que escribamos en una nueva Reflexión.
-"No eso ya nadie lo cree" le respondieron los más sobrios.
-"Tiene que ser el MINREX el que diga que las 240 toneladas métricas de armamento defensivo, eran leseras de guerra inservibles pertenecientes a Cuba “para ser reparadas y devueltas” y que íbamos a emplear si los gringos nos atacan".
-"Pero todo eso se lo llevaron los rusos después de la crisis de los misiles"-trataba de aclarar el más viejito.
-"No importa, esa será nuestra disculpa", ordenó el de más, más Arriba, que pese a todo, mantenía la sobriedad.
-"Insistan que eran unas armitas miserables “obsoletas y periclitadas", dijo el asesor venezolano, que en todo se mete y siempre recuerda a Rómulo Betancourt.
-"Y digan que los pobres norcoreanos sufrían de jet-lag marítimo, por eso no encendieron el Sistema Automático de Identificación durante semanas...", añadió otro de la alta Cúpula.
-"La visita de Kim Kyok Sik, jefe de la Fuerzas Armadas de Corea del Norte, a La Habana el 1ero de julio para reunirse con Raúl y Leopoldo fue sólo un intercambio honesto para estrechar vínculos " acotó el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y Miembro del Buró Político del PCC, sonriéndole a los dos mencionados.
-"Y agreguen que el azuca era para recordar a Celia Cruz...-aventuró tímidamente otro- eso sí pueden creerlo".

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image