LA AMBICIÓN DE CAMILA

Por Angelica Mora

Camila Antonia Amaranta Vallejo es bonita y en un mundo materialista con esto tiene un gran porcentaje ganado.
El resto lo pone Cuba y Venezuela, que tienen en la líder estudiantil chilena la mejor cuña comunista jamás soñada para sus planes de conquista.
La joven se hizo famosa por dirigir las movilizaciones estudiantiles desde el 2011, que han conducido a meses de caos y paralización de faenas en la nación andina. Sin embargo, la iniciación de Camila en la política no comenzó con las marchas y huelgas, sino mucho antes, cuando viajó varias veces a Cuba.
Luego de su última gira por Cuba en el 2012, donde fue recibida con honores por la cúpula gobernante, declaró que ella seguía al pie de la letra “La carta de Ruta” de Fidel Castro. El gobierno de La Habana la aconseja y el de Venezuela le da el dinero necesario para avanzar en sus ambiciones.
En un detallado esquema del empleo de la imagen de Camila, el gobierno de La Habana ha hecho que se subraye su belleza, para transformarla en una eficaz arma de penetración dentro de la juventud chilena… e incluso más allá de esas fronteras. El plan cubano hace tiempo que comenzó a dibujarse en torno a las posibilidades de la joven, incluso antes de que ésta saltara a la fama cuando ganó en el 2010 la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. Los castristas quieren hacer de ella un nuevo Hugo Chávez. La tildan como revolucionaria, glamorosa y la exaltan como Militante de la Juventud Comunista chilena.
Ya miles de jóvenes (y otros que no lo son tanto) expresan su amor por Camila en las redes sociales. Hasta el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, confesó: “Todos estamos enamorados de ella”.
Camila presidenta
Su cuenta en la red social Twitter (@camila_vallejo) ya rebasó los 200 mil seguidores; la búsqueda “camila vallejo rica” es una de las más visitadas en Google y el blog “camilapresidenta” tiene miles de visitantes cada día. La vieja estrategia de los Castro, de colocar a un cubano para que enamore a la persona que se desea captar, se empleó también con Camila, aunque no hubo necesidad ni de atraerla ni de que cambiara sus creencias políticas.
Camila Vallejo Dowling es hija de Reinaldo Vallejo y Mariela Dowling, dos antiguos militantes del Partido Comunista y ella, desde hace años, milita en el partido rojo.
En realidad, colocarle una pareja fue una acción “a futuro”, y ese futuro se está desarrollando ahora.
Su compañero sentimental es un cubano llamado Julio Sarmiento, con quien ha tenido un serio romance, peleas y reconciliaciones. Sarmiento asegura que todavía es estudiante en la Universidad de Chile y militante del partido comunista chileno. Nació en Santa Clara y tiene 28 años. Llegó a Chile en el 2002 y entró a la Escuela de Medicina dos años después. Ha sido presidente del Consejo de Estudiantes de la Salud por dos períodos y Consejero de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. Para ser aún más específico en su cuidado ordenado por La Habana, vive a pocas cuadras del hogar de los Vallejos.
Aunque Camila es reacia a hablar sobre su vida personal y ha dicho que “ya no pololea” con el cubano, se les ve constantemente juntos. Sarmiento es unas de las personas que se coloca como valla ante los periodistas y está constantemente a su lado durante las marchas.
La ex presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile está dando el próximo paso político como candidata a diputada en las elecciones del próximo noviembre, por el propio partido Comunista (PC).
Camila Vallejo postulará por el distrito santiaguino de La Florida, que es donde siempre ha vivido. Luego de aspirar como diputada optará a la presidencia de Chile.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image