¡QUE SUENEN LOS COHETAZOS YANQUIS!

Por Esteban Fernandez, Jr.

 

          Existió una época remota en mi vida en donde yo me daba tremenda importancia con respecto a la forma,  y a los individuos que debían liberar a Cuba: “Fulanito sí, Menganito no” y “De este modo sí,  y de esta manera no”. Hoy en día ya estoy completamente desesperado porque se derrumbe la dictadura  y porque paguen sus crímenes los asesinos y los fidelistas furibundos.  

        Recuerdo que a pesar de haberme integrado al ejército norteamericano con la intención de desembarcar en  Cuba,  prefería que fuéramos nosotros solos, los cubanos, sin la interferencia de extranjeros, los que le diéramos la libertad a nuestra nación.   

        Hoy en día sigo pensando que eso sería lo ideal,  pero después de mas de 53 años de abusos castristas contra nosotros los cubanos sin que obviamente nos defendamos ni  contra ataquemos ( por lo menos durante los últimos 40 años ) me daría  tremenda alegría y me encantaría que todos pudieran ver por CNN y FOX a la aviación norteamericana atacando al Ministerio del Interior, al Ministerio de las Fuerzas Armadas,  a Punto Cero y a dondequiera que se encuentren los medio hermanos Castro, los generales y los esbirros. Y acto seguido,  ver a los Infantes de Marina, y a todas las fuerzas especiales de este país desembarcando en la Isla. Y si los acompañamos nosotros,  mejor aun.  

        Ese sería el preciso momento en que en Cuba se acabarían los abusados y los abusadores. Nunca en la vida fuera más verídica aquella expresión de “A correr liberales del Perico” que ante el ataque, con todos los hierros, de las Fuerzas Armadas Norteamericanas.  

        Esa gente,  que durante décadas han  sido los guapos del barrio, correrían como comadrejas a buscar un refugio seguro. Porque está mas que demostrado que cuando los americanos invaden,  no hay donde meterse ni esconderse. 

        Ahí se acabó el castrismo y de paso se terminó el pacifismo.  Los que golpean a damas inocentes y los equipos de respuesta rápida, correrían más veloces que Fortún y que Juantorena. Y los que hoy se dicen seguidores de Gandhi,  les caerían atrás con los machetes redentores en sus manos iguales a los de Antonio y José Maceo.   

        ¿Qué piensan algunos de ustedes, que eso nunca va a pasar? Y yo respondo con otra pregunta ¿Saben por qué no pasa? No porque los Marines no estén desesperados por borrar del mapa a los castristas,  sino PORQUE LOS CASTRO SON UNOS COBARDES QUE SABEN DONDE DICE PELIGRO. Siempre han sido como "la gatita de María Ramos que tira la piedra y esconde la mano"...  

        Durante todo este proceso,  ellos han sabido “nadar y guardar la ropa” y han evitado despertar al tigre y no tocarlo ni con la pluma de un cisne. Ganas les sobran,  pero VALOR LES FALTA. En media hora Osama bin Laden le hizo más daño a los Estados Unidos que Fidel y Raúl Castro en todas sus miserables vidas. Y miren lo que le pasó a Osama.  

        Ya sé que muchísimas personas criticarán mis palabras. Bienvenidas sean todas las quejas. Pero la verdad monda y lironda es que  allá solamente se reciben patadas por el trasero, y aquí no se le tira ni un hollejo de naranja a Carlos Saladrigas ni a Hugo Cancio ni a ninguno de los dialogueros.    

         Por lo tanto, si el Pentágono lanza los DRONES en La Habana yo  diera brincos de alegría.  Y si los servicios de inteligencia de U.S.A.  no están seguros de donde deben bombardear que lean “REPRESOR I.D.” y todos los Blogs que publican las informaciones de los integrantes de la ALIANZA FUEGO.  Ahí  van a encontrar las direcciones de los esbirros.

 

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image