2012: AÑO DE INCERTIDUMBRE Y MAYOR MISERIA PARA LOS CUBANOS

Por Angélica Mora

 

Que conste que soy una persona optimista y como saben, trato siempre de ver el vaso medio lleno, pero...

 

Estos últimos días me han llegado muchos mensajes desde Cuba a través de Internet en mi correo electrónico e incluso algunas llamadas telefónicas.

 

Todos estos contactos me dejaron un sabor de puro desaliento: En Cuba nadie está optimista, ni siquiera los miembros del gobierno, quienes sienten cómo está crujiendo cada vez más fuerte el piso de la Nomenclatura.

 

Si hubiera que hacer alguna comparación, volvería al cliché del Titánic. El trasatlántico se está hundiendo, pero no hay suficientes botes para que todos salten a salvo.

 

Hay un profundo temor e incertidumbre entre la población. Los cubanos saben que a principios del nuevo año vendrán nuevos recortes en los empleos del gobierno. Se espera que otro medio millon se quede cesante.

En su mayoría, los cuentapropistas están amargados por los ataques de los inspectores quienes aplican constantes multas. O muchas veces, como si se tratara de una película criolla de El Padrino, cobran suculentas tajadas para dejarlos tranquilos por un tiempo.

 

Las Paladares y los puestos de vendedores ambulantes son los más afectados. Estos pequeños comerciantes están constantemente mirando por sobre el hombro, temiendo la aparición de estos estafadores del Estado.

 

No hay un cubano que se sienta feliz y confiado ante lo que le traerá el nuevo año. Aunque hay muchos que piensan que después de tanto esperar, el 2012 será el año de la Liberación verdadera.

 

Mientras tanto, el régimen sigue haciendo agua... hasta que por fin se hunda en el abismo al que tanto le teme el Segundo Tirano de Cuba, Raúl Castro.

 

 

 

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image