AL MENOS 125 DERRUMBES DE VIVIENDAS, SALDO PRELIMINAR DEL TORNADO EN LA HABANA

"Mi casa está totalmente destruida y no tenemos dinero para repararla, ha sido una noche infernal, sentía como el viento estremecía las ventanas hasta que volaron, parecía que mi vida acababa, realmente estoy desconcertada", señaló visiblemente triste a DIARIO DE CUBA Marcelina, una afectada por el tornado que afectó este domingo La Habana.

Las zonas más afectadas por el evento meteorológico que dejó un saldo de tres fallecidos y 172 heridos permanecen sin los servicios básicos de electricidad, agua y gas butano, según informaron medios oficiales como Granma que contabiliza, preliminarmente, al menos 125 derrumbes de viviendas, entre totales y parciales.

Las autoridades no han ofrecido detalles de la identidad de las personas fallecidas. Muertos y heridos fueron víctimas de derrumbes parciales o totales de viviendas, caída de árboles u otros desastres causados por el fenómeno.

Según la estatal Empresa Aguas de La Habana la fuente de abasto de Cuenca Sur atraviesa una situación compleja. Después de la interrupción eléctrica, a partir de las 8:30PM, se produjo el colapso del conducto de 78 pulgadas con la consecuente afectaciones a los municipios Plaza de la Revolución, Cerro, Diez de Octubre (Santos Suarez y parte del Sevillano) y Boyeros.

Leonel Díaz Hernández, director general adjunto de la entidad, declaró que "los servicios de carros cisterna se encuentran concentradas en el suministro de agua a los hospitales y principales objetivos socioeconómicos".

Por su parte, ETECSA anunció en redes sociales que está trabajando para "restablecer los daños en la red de telecomunicaciones".

"Se trabaja de manera priorizada en el restablecimiento de la red móvil y los sitios WiFi y paralelamente en la planta exterior donde se concentran las principales afectaciones", declaró el monopolio estatal.

ETECSA ha movilizado brigadas de apoyo desde Artemisa, Mayabeque, Pinar del Río, Matanzas, Villa Clara y Cienfuegos.

El ministro de Comunicaciones aseguró en su cuenta de Twitter que "hay que levantar rutas y poner postes".

Este lunes, las autoridades mantenían cerradas la Avenida Malecón en toda su extensión, incluyendo el Túnel de 5ta Avenida; Vía Blanca, desde la rotonda de Cojímar hasta la rotonda de Guanabacoa; la Calzada de Luyanó, desde calle Concha hasta Fábrica; la Calle Mayía Rodríguez, desde Avenida Acosta hasta Avenida Santa Catalina, y la Calzada de Vento, desde Avenida Santa Catalina hasta Avenida Camagüey.

DIARIO DE CUBA pudo comprobar los destrozos a lo largo de la Calzada de Luyanó. Corroboró que el Hospital Materno Infantil Hijas de Galicia sufrió daños en sus ventanas y estructura y todo el personal fue evacuado.

La Policía impedía el paso a todo aquel que se acercara al hospital y los vecinos del lugar tenían órdenes de no salir de sus casas. Varias bodegas de la barriada de Luyanó sufrieron severos daños en sus puertas y paredes, algunas de ellas se encontraban abandonadas por sus administradores. El desconcierto es el signo distintivo de la zona.

Una de las aulas de la escuela tecnológica Manuel Fajardo se derrumbó totalmente, solo el busto de José Martí quedó en pie. En esa misma cuadra la caída de gruesos árboles provocaron daños a las viviendas cercanas, de por sí en muy mal estado constructivo.

Un padre que no deseó revelar su nombre se encontraba visiblemente molesto porque su hija sufrió heridas en una pierna y no tenía transporte para llevarla al hospital.

"Le pedí a los policías que la llevaran en uno de sus autos, pero ellos se negaron porque me dicen que no pueden moverse. No puedo entender tanta falta de humanidad", se quejó.

El especialista del Instituto de Meteorología, Miguel Ángel Hernández, precisó que el tornado que azotó La Habana tuvo una trayectoria inicial en Diez de Octubre y terminó en Berroa (Guanabacoa).

"Tenemos un equipo en el campo que está trabajando en el área de desastres, todavía no tenemos la información exacta, se van a buscar indicadores en la destrucción y posteriormente se va a emitir un dictamen por especialistas del Instituto", añadió al sitio Cubadebate.

Explicó que "fue un fenómeno severo, que se produce delante de los frentes fríos" con el añadido de una "baja extratropical muy cerca de nosotros".

Cree que se haya tratado de "un F3 o un F4".

"Un F4 tiene vientos de 320 a 420 kilómetros por hora. Los daños son devastadores, locomotoras y camiones pueden ser lanzados fácilmente por los aires. Un F3 puede arrancar árboles de raíz, derribar paredes, tejados y hasta edificios sólidos pudieran ser derrumbados. Un F2 puede levantar tejados de algunas casas y mover autos ligeros", puntualizó.

Un tornado es "un fenómeno de muy difícil pronóstico. Se forma súbitamente", argumentó.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1548714271_44315.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image