JUAN GUAIDÓ, ENTRE LAS DUDAS Y LA ESPERANZA

Por: Carlos Vilchez Navamuel

http://carlosjvilcheznavamuel.blogspot.com

Hace solo unos días hicimos un breve comentario sobre el inesperado apoyo que recibió Juan Guaidó en el ámbito internacional como líder de la oposición venezolana, como se sabe ahora, el pasado 23 de enero de 2019 Guaidó se convirtió en el presidente encargado de Venezuela respaldado por lo que dice su propia Constitución, recibió el respaldo mayoritario del pueblo de Venezuela dentro y fuera de su país, nunca en la historia se había visto tal demostración, el pueblo venezolano se hizo presente en las calles de forma masiva en 53 ciudades del territorio venezolano y de la misma forma los venezolanos lo hicieron en el exterior en 174 ciudades, en 62 países.

El presidente encargado ha recibido hasta ahora, el reconocimiento de una veintena de países donde destacan entre otros EEUU, Canadá, el Reino Unido, Suiza, Francia, Alemania, Brasil, Argentina, Chile, Perú y Colombia, con este escenario en desarrollo, nos saltan las siguientes preguntas: ¿Se atreverá Nicolás Maduro a meter a la cárcel a Guaidó ahora que cuenta con el apoyo de los EEUU y otras naciones que tienen mucho peso en el ámbito mundial? ¿Será esto suficiente para que Maduro y su combo dejen el poder?

Sin ser pesimistas, debemos externar las dudas objetivas que tenemos al respecto, es de todos conocidos que existen varias razones importantes para pensar que Juan Guaidó no tiene al frente un camino fácil como algunos lo piensan, hace solo unos días Guaidó expresó “Tenemos al pueblo, nos falta el apoyo del ejército”. Él lo sabe muy bien, sin el respaldo de los militares, no puede cumplir a cabalidad el trabajo que debe de hacer como presidente encargado.

Como sabemos, hay más que eso, hasta el momento el gobierno ilegítimo de Maduro cuenta con el respaldo de los militares y de todo uniformado que porte arma y milicia inventada por el chavismo y, que trabajan además, en conjunto con grupos de delincuentes organizados, tiene detrás a la inteligencia cubana, está aliado con el poder del narco tráfico y la guerrilla colombiana que tienen en sus filas a un ejército de delincuentes muy bien pagados, sin olvidarnos que en el ámbito internacional países como China, Rusia, Turquía e Irán están aparentemente de su lado.

Por ahora Maduro y su combo no dan signos de salida, tristemente están enquistados en Miraflores, a este grupo no les importa si son o no ilegítimos, autoritarios o que estén dirigido por los cubanos, ellos quieren perpetuarse en el poder como lo hicieron los Castro en Cuba.

Sin embargo, queda la esperanza que ocurran algunos hechos posibles a saber: 1) Maduro y su familia podrían abandonar el país en cualquier momento. 2) Los militares podrían volcarse en un cerrar de ojos. Y 3) Si no se produce ninguno de las acciones anteriores mencionadas, no debemos descartar una intervención militar internacional. Nuestra interpretación es que ya no debe de haber más dilataciones, acuerdos, conversaciones, ahora es el momento, el pueblo debe paralizar el país hasta lograr el objetivo del presidente encargado.

El gobierno ilegítimo de Maduro rompió relaciones con EEUU y dio 72 horas para que el personal estadounidense acreditado en Venezuela deje suelo venezolano, Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela envió un comunicado a todos los diplomáticos solicitando que se mantengan en el país. ¿Cuál será el desenlace de todo esto? Pronto lo sabremos, nosotros sin ser belicosos nos imaginamos 10 aviones gringos volando sobre los cuarteles venezolanos sin lanzar un solo cohete, porque solo una acción como esta haría la diferencia.

Los próximos días serán cruciales para Venezuela, sin desconocer los hechos, la esperanza nunca debe de perderse, después de todo esa “energía” viene de lo más profundo del ser humano, debemos de mantenerla encendida, fuerte, para poder ver otra vez a Venezuela de nuevo libre, en paz y próspera.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image