EL DESENLACE

Cnel. Rubén Darío Bustillos

Estimulados por la rebelión militar de Tropas Profesionales de la Guardia Nacional, el pasado 21 de enero, acantonados en Caricuao, Cotiza y Petare, el pueblo de Caracas se lanzó a la calle iniciándose unas 30 acciones de protestas que se mantuvieron hasta altas horas de la madrugada, en zonas consideradas bastiones del oficialismo, en las que los manifestantes piden el fin del Narco-régimen de Nicolás Maduro.

Cada día se suman más voluntades para desconocer a “El Usurpador”, al tiempo que reconocen y defienden a la Asamblea Nacional, AN, como única institución legítima del país y proclaman a su presidente, el Diputado Juan Guaidó, como presidente de Venezuela.

No dudamos de que en la medida en que las protestas se vayan generalizando a través del territorio nacional, otras unidades militares, voltearán sus armas en contra del narco-régimen y se irán sumando a los movimientos cívicos para proteger a la sociedad civil y accionar en contra del narco-régimen.

En las próximas horas, otras ciudades seguirán el ejemplo de Caracas para rechazar la narco-tiranía hambreadora y asesina de Nicolas Maduro.

El pueblo despertó y no hay fuerza alguna que lo logre detener. El fin de la dictadura está cerca. De manera que después de 20 años de denunciarla, me corresponde, a través de este medio, asumir mi responsabilidad en honor a “Los Libertadores” representados por los “Escudos de Cartón” que ofrendaron su sangre en las trincheras de la Independencia y la libertad, con algunas puntualizaciones para preservar la Seguridad del nuevo Estado venezolano que estamos forjando:

1. Si el destino te pone en el camino de “El Usurpador” y/o cualquiera de sus narcos-secuaces, toma las accione que estimes necesarias. Y si te embarga la duda, solo recuerda el daño que le hicieron a nuestros hijos y a nuestra patria.

2. A los traidores que entregaron nuestra patria a los cubanos, rusos y chinos, saquearon sus arcas y arruinaron el país y sometieron al pueblo a un genocidio por hambre, les recomiendo someterlos a un juicio sumario del pueblo quien tiene la última palabra para sentenciar. El nuevo Estado tiene la obligación de confiscar los bienes robados a la nación.

3. A las fuerzas cubanas de ocupación hay que devolverlas a su isla dentro de bolsas funerarias para que no regresen.

4. A los miembros del Hezbollah, las FARC y del ELN, hay que combatirlos hasta expulsarlos del país.

5. A los llamados Colectivos y miembros del FAES de Freddy Bernal, hay que aplicarles los mismos métodos que ellos nos aplican a nosotros: eliminarlos y confiscarles sus bienes.

6. A los miembros del SEBIN y de la DGCIM y sus generales corruptos, esbirros, asesinos y torturadores, hay que someterlos a la justicia del pueblo y tratarlos como terroristas.

7. A los generales y demás miembros del “Cartel de los Soles” y otros carteles de la droga, hay que confiscarles todos sus bienes antes de entregarlos a la justicia norteamericana o perseguirlos hasta exterminarlos. Hay que evitar que paguen condenas en Venezuela.

8. A los corruptos y sus testaferros, saqueadores de las arcas públicas, hay que someterlos a la justicia y confiscarles todos sus bienes hasta la tercera generación.

9. Al PSUV hay que execrarlo y declararlo proscrito para negarle cualquier participación política que contamine el verdadero sentimiento democrático de los venezolanos.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image