MAL AUGURIO PARA MADURO

Por Angélica Mora Beals

Como la sombra siniestra que pasó detrás de Hugo Chávez, en su último discurso el 30 de abril de 2012 por cadena nacional en Venezuela, hoy los venezolanos aseguran que los días de Nicolás Maduro están contados.

En su desesperación por salir del tirano el pueblo mira, analiza y comenta el enredo que tuvo el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, para pronunciar el discurso en la cuestionada juramentación de Nicolás Maduro. Para el pueblo, el traspié de Moreno es presagio que el régimen chavista no va durar mucho.

El magistrado comenzó a sudar y tartamudear y tuvo que recurrir a un papel donde tenía las anotaciones de lo que debía decir.

-"El juramento de Nicolás Maduro quedó así 'empavado' ", dice Marta, una caraqueña quien recorre por horas las calles para encontrar algo que comer. Ha vendido muebles y sus escasos bienes, porque los 6 dólares que recibe mensuales, no le alcanzan para comprar las pocas medicinas que puede procurarse en el mercado negro y que no halla en las farmacias.

-"El presagio que "algo viene" quedó como pronóstico asegurado" dice Marcos, un periodista desde Maracaibo. "Todos nos quedamos atónitos cuando vimos a Moreno equivocarse, al perder la memoria en el acto de juramentación".

-"Vimos en esta garrafal 'metida de pata' una profecía, como vimos la sombra de la muerte cruzando detrás de Chávez en el 2012, señala Luisa, una anciana caraqueña.

Los venezolanos tomaron en serio lo ocurrido. La sombra pasó cuando el enfermo mandatario se despedía lloroso por Cadena Nacional, después de aprobar la nueva Ley Orgánica del Trabajo, antes de salir a Cuba a continuar su tratamiento contra el cáncer.

Para muchos la sombra fue "un espíritu de La Sabana buscándolo". Para la astróloga Adriana Azzi, la sombra negra fue "un kumbia", es decir, "un emisario infernal que lo venía a buscar", como describió en aquel entonces en su cuenta de Twitter.

Los chavistas por su parte, sostienen que "la sombra" no fue más que una persona que pasó frente a un reflector. Pero el pueblo sigue opinado diferente. Hoy, el nombre de Maikel Moreno sigue como tendencia en las redes sociales de Venezuela, con miles de tweets, cargados de burlas, comentarios, interpretaciones y críticas en contra del presidente del tribunal supremo de justicia, después de juramentar al dictador de Miraflores.

El nuevo augurio, con Moreno, va a quedar para la historia y cuando caiga Maduro los venezolanos van a decir "¿ven?, estaba escrito", como lo fue la sombra que pronosticó la muerte de Hugo Chávez.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image